Juventud, divino tesoro

Por César Espadas

Cientos de promesas del béisbol son calificados cada año en las diversas listas de los medios especializados, que los catalogan como los mejores prospectos de cada organización. Muchos se quedan con la etiqueta de promesas y nunca logran consolidarse en el máximo nivel. Sin embargo, en la mayoría de los casos, hay excepciones. Previo al inicio de la temporada 2018, Shohei Ohtani y Ronald Acuña Jr. se encontraban al tope de las principales listas de los mejores prospectos. Esta semana, fueron galardonados con el premio al Novato del Año.

Antes de arrancar los entrenamientos primaverales de este año, el manager de los Bravos de Atlanta, Brian Snitker, tenía muchas expectativas respecto al talentoso venezolano Ronald Acuña Jr. El jardinero era catalogado como el prospecto número 1 del béisbol y los scouts lo señalaban como un jugador con las 5 herramientas clave para este deporte. Con 20 años, debutó en las mayores el 25 de abril. Implantó récord para los Bravos al batear jonrón en 8 partidos en el primer turno del juego; también, empató el récord de la franquicia al desaparecer la pelota en 5 juegos consecutivos.

Con 27 votos para primer lugar y un total de 144 puntos, Acuña Jr. superó al quisqueyano Juan Soto para convertirse en el tercer venezolano en llevarse este galardón y el latino numero 22 de todos los tiempos que recibe este trofeo. Lideró a los Bravos a conquistar la División Este de la Liga Nacional bateando .293 de promedio, con 26 jonrones, 26 dobles, 64 impulsadas y 16 robos durante 433 turnos al bate en 111 partidos.

Ohtani aterrizó en las Ligas Mayores esta temporada proveniente de los Nippon Ham Fighters, equipo de su natal Japón. La inquietud de ver a un hombre capaz de lanzar y batear al más alto nivel provocaron una efervescencia entre los aficionados de los Angelinos de Anaheim. El inicio fue espectacular, con Ohtani fungiendo como bateador designado durante sus días de descanso entre sus aperturas como lanzador abridor. Sin embargo, un problema en el codo derecho hizo que su temporada como pítcher terminara a principios de septiembre.

Obtuvo 25 votos al primer lugar para un total de 137 puntos superando al dominicano Miguel Andújar y convirtiéndose en el cuarto japonés en obtener este trofeo. Finalizó la campaña con récord de 4-2, efectividad de 3.31, 63 ponches durante 10 aperturas trabajando 51 entradas y dos tercios como lanzador. Como bateador, tuvo promedio de .285, con 22 jonrones y 61 empujadas acumulando 367 turnos al bate.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *