Kellogg cesa operaciones en Venezuela, asfixiada por la crisis

El presidente Nicolás Maduro confirma el cierre de la empresa y pide a la Interpol código rojo contra los dueños mexicanos por marcharse de una forma ilegal

La empresa estadounidense Kellogg, una de las principales fabricantes de cereales en Venezuela, informó ayer del cese de sus operaciones de manera indefinida afectados por la crisis económica, la peor que ha vivido el país caribeño en toda su historia.

Alimentos Kellogg, la filial que opera en Venezuela, “se ha visto forzada a cesar sus operaciones en el país con efectos a partir de hoy (por ayer) martes 15 de mayo de 2018”, indicó la empresa norteamericana a través de un aviso puesto en la entrada principal, confirmó a Efe un trabajador de la sede que prefirió no ser identificado.

Un cartel idéntico anunció el cese también de la planta principal en la ciudad de Maracay, del céntrico estado Aragua, a la que asiste más de medio millar de trabajadores, afirmó la misma fuente.

El cese de la fábrica que operó en el país por más de un siglo tomó por sorpresa a los trabajadores que hasta el viernes operaron en sus oficinas en Caracas, y en Aragua, con toda normalidad.

“Estábamos totalmente normal, facturando, despachando, teníamos una innovación en puertas que iba a salir la próxima semana”, dijo otro trabajador de la sede en la capital venezolana.

MADURO dijo que dio órdenes para que se apoye a los trabajadores legalmente y la empresa siga produciendo sus productos para el pueblo venezolano.

Este último informante indicó que aunque la empresa había tenido que cambiar varias veces los materiales de producción y empaque por la crisis y la escasez, y se debían aumentar los precios semanalmente para caminar al día con la hiperinflación, Kellogg continuaba produciendo alimentos.

“El pago completo de los salarios, beneficios y prestaciones sociales por virtud de la terminación laboral ha sido debidamente depositado en la cuenta nomina y fideicomiso de cada uno de los trabajadores”, se informó en el comunicado.

Las fuentes consultadas por Efe aseguraron que no tienen información adicional a la que fue difundida a través de lo indicado en el comunicado, aunque aún esperan que la casa matriz amplíe los datos.

Por su parte, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, confirmó ayer el cierre de la estadounidense y anunció que pedirá código rojo a la Interpol para sus dueños y accionistas por marcharse de una forma “ilegal”.

“Hoy en Maracay (norte) la empresa Kellogg, en manos de unos inversionistas mexicanos amaneció con las puertas cerradas y les depositaron en las cuentas las prestaciones sociales a los trabajadores lo cual es completamente inconstitucional e ilegal”, confirmó Maduro en un acto de campaña en la ciudad de Valencia.

Maduro señaló ayer que tras ser informado de la decisión de Kellogg inmediatamente dio instrucciones “para que se apoyara a los trabajadores legalmente, logísticamente y la empresa continúe produciendo sus productos para el pueblo de Venezuela sin ningún problema”.

Comentó que envió además a varios ministros para “entregar” la empresa a los asalariados.

Aseguró que Kellogg tomó la decisión ayer porque solo faltan 4 días para las elecciones “y creen que el pueblo se va a asustar”.

El jefe del Ejecutivo, que también es candidato a la reelección el próximo 20 de mayo, anunció que el Gobierno va “a iniciar las acciones judiciales para solicitar el código rojo (de Interpol) para los dueños, accionistas de la empresa Kellog para que paguen en los tribunales”.

Uno de los trabajadores de la empresa que prefirió no ser identificado le confirmó más temprano a Efe el “pago completo de los salarios, beneficios y prestaciones sociales por virtud de la terminación laboral”.

Kellogg se suma a la larga lista que Fedecámaras, la principal patronal de Venezuela, cifra en más de mil empresas que han cerrado o abandonado el país en los últimos 20 años de Gobierno chavista producto de la crisis y los controles del Estado sobre la empresa privada.

Texto y fotos:EFE

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

A %d blogueros les gusta esto: