La apicultura también es para las mujeres

Por muchos años la apicultura se consideró una actividad exclusiva para hombres, pero son las mujeres quienes ganan terreno conforme pasan los años. Tal es el caso de María Cristina Laviada Nagel, joven de 20 años que vio en este insumo la oportunidad para emprender a través de su empresa denominada “Ki´miel”.

Peninsular Punto Medio tuvo la oportunidad de platicar con esta estudiante de Administración de Recursos Naturales en la Marista. Ahí compartió sus inicios y el proceso que llevó la decisión de ser una joven empresaria.

Ki´miel expide productos de abeja 100 % natural, libre de pesticidas y químicos directamente del panal a los envases de cristal, que pueden ser reutilizados por los clientes

La respuesta del público ha sido buena. En diciembre se tuvieron buenas ventas ya que por la forma del envase servía para darlos como regalos.

“La aceptación ha sido buena, más que nada en la escuela la gente me compra, me devuelven el frasco y se les rellena. Es reciclable”, dijo.

Peninsular Punto Medio (PMP): ¿Cómo te animaste a vender miel orgánica?

María Laviada (ML): A mi papá se le ocurrió la idea de tener abejas, como estoy estudiando una carrera de Recursos Naturales le pareció que era bueno para mi aprendizaje y la verdad, es interesante todo lo que tiene que ver con las abejas y obviamente cuidar el planeta: reproducirlas para que haya más polinización, ver que no se enfermen.

PMP: ¿El camino ha sido difícil?

ML: Sí, a veces en la escuela se complicaba un poco porque no puedo ir a verlas en las mañanas, o tenía muchas ganas, pero no podía, si se me complica a veces, pero más que nada trabajo con ella los fines de semana.

PMP: ¿ Cómo te has adaptado?

ML: He aprendido a organizarme y sí, me da el tiempo.

PMP: ¿Qué dice la familia y los amigos?

ML: –¡Les encanta! siempre están pendientes, mis amigos igual me preguntan sobre las abejas y les contesto. Mucha gente no sabe cómo funcionan las colmenas, tienen la falsa idea de que están atrapadas, se les explota y les cuento que no; que están libres y polinizan, y es muy bueno tenerlas.

PMP: ¿Hay gente que piensa que la apicultura es para hombres?

ML: No, ¡todos pueden! De hecho, en el pueblo donde estoy, conozco a muchas mujeres que son apiculturas. Ha crecido el gusto, sí se necesita fuerza porque hay que cargar cajas, pero es tener cuidado y ya.

Texto y fotos: Jesús Gómez

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *