La Comuna sienta las bases para mejorar polí­ticas públicas dirigidas a jóvenes

Nuestros jóvenes son prioridad y de lo que hagamos hoy por su desarrollo y empoderamiento depende el futuro del municipio, del Estado y del país, manifestó el Alcalde Renán Barrera Concha durante la presentación del “Diagnóstico y Análisis Sociodemográfico de las Juventudes del municipio de Mérida”, evento que se realizó esta mañana en la sede del Centro Empresarial de Mérida (Coparmex).

Dijo que este documento, primero de su tipo en el país con la profundidad necesaria para detectar las necesidades municipales, es una herramienta que se deja a la siguiente administración con el diagnóstico sobre la situación actual de la juventud. Agregó que estudios de este tipo son una especie de radiografía de la realidad.

Este estudio, a iniciativa del Ayuntamiento, fue elaborado por la Fundación Idea y el Fondo de Población de las Naciones Unidas en México para temas de Juventud.

—Se trata de una base de lo que es y lo que puede hacerse para el empoderamiento de la juventud y la construcción de un mejor futuro para todos —abundó.

—Este diagnóstico tiene un valor muy especial porque aporta datos, cifras, preocupaciones, problemas, retos y acciones por realizar, lo que nos permite saber si lo que estamos haciendo tiene el efecto adecuado o es necesario corregir el rumbo —continuó.

Recalcó que de esta manera, la actual administración aporta su granito de arena a su sucesora, a la que deja un mapa, una ruta para que pueda afinar y precisar mejor las políticas públicas enfocadas a la juventud, ya que aporta datos, cifras, preocupaciones, problemas, retos y acciones por realizar.

La presentación de los principales resultados del diagnóstico estuvo a cargo de Iván Castellanos Nájera, del Fondo de Población de las Naciones Unidades, quien afirmó que este estudio es un ejercicio que no suele realizarse en la administración pública y añadió que en la actualidad, la población de jóvenes de entre los 15 y 29 años en el mundo, es de más de 1,800 millones, que es la más grande registrada en la historia de la humanidad.

En América Latina, continuó, son 106 millones de jóvenes y en México 22 millones.

En su exposición, Castellanos Nájera dio a conocer algunas cifras más sobre la población juvenil en el mundo.

Explicó que el momento por el que atraviesan América Latina, México y Mérida, en particular, representa una gran oportunidad de invertir en las personas jóvenes, de generar capacidades, desarrollar habilidades y promover un desarrollo humano más comprensivo.

Asimismo, indicó que el diagnóstico también arrojó que las principales preocupaciones de los jóvenes son la inseguridad, desempleo, pobreza, educación y corrupción, en ese orden.

El director del Instituto Municipal de la Juventud, Antonio González Blanco, señaló que el estudio es resultado de la suma de voluntades enfocadas a conocer más a los jóvenes para fortalecer esfuerzos y lograr que las iniciativas para ese grupo den mejores resultados.

—La coordinación con el Fondo de Población y la Fundación Idea demuestra una vez más nuestra política de puertas abiertas para quienes quieren colaborar para hacer una Mérida mejor —expresó—. Este documento es una buena herramienta no sólo para las políticas públicas de un gobierno municipal, sino también para toda organización o individuo que trabaje o quiera trabajar en pro de crear espacios de crecimiento para las juventudes.

En el evento intervino también Irma Uribe Santibáñez, de Fundación Idea, y ofrecieron sendos testimonios los jóvenes Jessyca Concepción Chel Caamal, Raúl Abisaí Basto Ravell, Tibny Carolona Álvarez Rodríguez, Daniel Iván Hercila Soberanis  y Marina Jacqueline Manzanilla Canul.

Se dio a conocer que el diagnóstico incluyó a jóvenes de 12 a 29 años y algunos de los datos que arrojó son los siguientes:

—Los jóvenes son el 29% de la población meridana (alrededor de 285,715), o sea, uno de cada tres meridanos está en esa etapa crucial de la vida; las principales causas de muerte en este sector son los accidentes de tránsito y el suicidio; el 53% inició el consumo de drogas cuando era menor de edad; un 35% no tiene acceso a servicios de salud.

Entre las preocupaciones juveniles figuran los temas de salud sexual y reproductiva, pero la información pública es escasa. Los jóvenes meridanos perciben la necesidad de oportunidades de inclusión para las personas con discapacidad.

En educación, el porcentaje de asistencia a la escuela disminuye conforme la edad aumenta. Al comparar por sexo, asisten más hombres que mujeres en la población de 18 años o más. La brecha aumenta en el grupo de 25 a 29 años.

Tags:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *