La gota de rocí­o…

Era la más pequeña de todas las gotas de rocío que aquella madrugada cubrieron de blanco y plata campos y hojas y senderos y fuentes… Le gustaban los villancicos. El aroma a castañas. Ver torear a Antonio Ferrera, el carnaval de Cai, la isla de La Toja, el chocolate. Era una gotita muy alegre y divertida…

Resultó que se deslizó desde un pino hacia una cornisa de una ventana justo cuando la última de las doce campanadas de la noche rompía el silencio del cielo. Y como era la noche de Nochevieja esa campanada la convirtió en una gotita mágica! Le otorgó una serie de poderes muy útiles y hermosos!

Uno de sus poderes era el de ver el futuro. Y pudo ver que habría lindas corridas de toros en la Maestranza durante la temporada! Y también pudo ver cómo niñas y niños celebraban una gran fiesta en el mes de mayo. No sabía qué festejaban, todavía se estaba adaptando a la magia!! Pero sonaba bonito…

Y la gotita sonrió… Y se iluminó en plateado y dorado su sonrisa…

Dedicado a los magos…
Dedicado a los que sueñan el toreo
Dedicado a los que aman el rocío y el Rocío
Dedicado a Niña Pastori por Cai
Dedicado a Anya, alemana de Cai
Dedicado a los que aman la magia navideña
Dedicado a Luis Carrasco, con besos!

Tags:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *