La pandemia está estabilizada: gobernador

Desde el 1 de septiembre hasta el 4 de noviembre todos los indicadores van la baja, destaca el titular del Ejecutivo estatal

En reunión con integrantes de las cámaras Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) y Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), el gobernador Mauricio Vila Dosal resaltó que la pandemia del COVID-19 vive una etapa de estabilización en Yucatán, pues desde el 1 de septiembre hasta el 4 de noviembre todos los indicadores van la baja. 

Por lo anterior, agregó, el 98 por ciento de las actividades económicas se ha reactivado y el resto corresponde al sector educativo, pues se mantienen en casa los alumnos desde el nivel básico hasta los universitarios. 

Asimismo presentó números e informó que los indicadores epidemiológicos marcan que a 65 días de haberse implementando las últimas medidas, se han percibido importantes reducciones. 

Así, el promedio de casos nuevos bajó en un 53%, los casos activos redujeron en un 35.5%, el promedio de defunciones diarias disminuyó en un 70%, mientras que el promedio de ingresos diarios a los hospitales bajó un 55% y las camas ocupadas en hospitales públicos redujeron un 59.1%. 

El titular del Ejecutivo señaló que la ocupación hospitalaria de Infecciones Respiratorias Agudas Graves (IRAG) por día, al momento se encuentra en 156, cuando el 1 de septiembre, para la Reapertura Económica Segura, se registraron 352. Igualmente, el promedio semanal de ingresos hospitalarios se mantiene con una tendencia estable, pues el 1 de septiembre se tuvieron 40 ingresos y al día 10 de noviembre, tan solo se tiene conocimiento de 17. 

En otros datos, al 9 de noviembre la tasa de ocupación general disminuyó -20 puntos porcentuales, al pasar de 31% a 11%, lo que ubica a Yucatán en el 3° lugar en el ranking nacional; además, es el cuarto sitio en el país con menor ocupación de camas de hospitalización general y con camas con ventilador. 

Aunado a ello, el mandatario resaltó que Yucatán es el estado con menor movilidad en el país, con 9.1 puntos por debajo del valor nacional, que es de -28%. 

Asimismo, respecto a cuando inició la Reapertura Económica Segura en Yucatán en la que se tenían -41.8 puntos porcentuales, actualmente la movilidad promedio se encuentra 4.7% por debajo, es decir en -37.1%. 

Sobre la reapertura, Vila Dosal reiteró que de las 823 actividades económicas que existen en Yucatán, se ha reanudado el 98% de ellas y el resto solo corresponde a los servicios educativos, por lo que prácticamente todos han podido regresar a sus labores, a excepción de las escuelas y universidades. 

Tres días después de recuperarse él mismo del COVID-19, Vila Dosal se reunió con los integrantes de las referidas cámaras empresariales para presentar los resultados de los indicadores epidemiológicos que arrojan que la pandemia mantiene condiciones de estabilidad. 

En el Centro Internacional de Congresos (CIC), Vila Dosal expuso la evolución de la contingencia sanitaria en los últimos meses, en la que actualmente se permanece en etapa de estabilidad; no obstante, destacó la importancia de continuar respetando las disposiciones de salud para evitar situaciones de emergencia, como ha sucedido en otros estados de México y países del mundo.

Acompañado de los titulares de las Secretarías Técnica de Planeación y Evaluación (Seplan), Rafael Hernández Kotasek y de Obras Públicas (SOP), Virgilio Crespo Méndez, el mandatario también presentó los retos económicos previstos para el 2021, ante los significativos recortes presupuestales contemplados por parte del Gobierno Federal. 

EFECTO MULTIPLICADOR

De igual manera, el jefe del Ejecutivo estatal comentó que a través del Plan de Infraestructura para la creación de empleos y apoyo a la reactivación económica, se destinarán más de 3,300 millones de pesos para la realización de 378 obras públicas y más de 15 mil acciones de obra, lo que tendrá un efecto multiplicador, ya que el sector de la construcción impacta a 66 ramas de la economía y serán proyectos que generen 15 mil nuevos empleos directos y 37 mil indirectos. 

Aunado a ello, también se encuentra la inversión para la ampliación y modernización en el Puerto de Altura de Progreso, que será de 4,000 millones de pesos, lo que ayudará a apuntalar a ese municipio costero, pues vendrá a incrementar su competitividad, lo que traerá la oportunidad de que lleguen nuevas inversiones a ese destino. 

A pesar del escenario de pandemia, resaltó que en Yucatán las inversiones por parte de la iniciativa privada no se han detenido, ya que se han materializado proyectos que, en conjunto, representan una erogación de 23,869 millones de pesos y la generación de 137,437 empleos, entre directos e indirectos, por parte de empresas como Walmart, Cementos Fortaleza, Woodgenix, entre otras.

Texto y fotos: Esteban Cruz O.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *