La pandemia no ha hecho más que empezar, advierte virólogo

Christian Drosten, asesor del Gobierno alemán, agrega que el daño puede ser grave, si los políticos utilizan la pandemia del covid-19 para sus mensajes.

El virólogo Christian Drosten, científico de referencia y asesor del Gobierno alemán en temas del COVID-19, advirtió ayer que la pandemia no ha hecho más que empezar, al tiempo que instó a “cambiar cosas” para poder afrontar la situación en los próximos meses.

“La pandemia de verdad llega ahora. También aquí. Como mucho, podemos hablar de las lecciones de la primera ola en Europa”, en la que las diferencias han sido enormes, dijo en una entrevista para la Cumbre Mundial de la Salud que se celebrará del 25 al 27 de octubre en Berlín en formato semipresencial debido al coronavirus.

En todo caso, lo que se puede decir ya es que “es bastante importante informar bien y de forma amplia a la población”, señaló, y agregó que “el daño puede ser grave, si los políticos utilizan la pandemia para sus mensajes políticos”. “Eso es muy complicado, y el virus pasa de inmediato la factura. Vemos lo que eso está causando en Estados Unidos”, advirtió.

Para controlar la situación en los próximos meses, es necesario “cambiar cosas” y es importante tomar “decisiones pragmáticas”, dijo.

ALEMANIA NO HIZO NADA MEJOR, SÓLO REACCIONÓ ANTES

No faltan discursos sobre el “éxito alemán” en la pandemia, pero éste sólo se debe a que Alemania reaccionó unas cuatro semanas antes que otros países.

“Hemos reaccionado exactamente con los mismos medios. No hay nada en particular que hayamos hecho bien. Simplemente lo hemos hecho antes. Por eso hemos tenido éxito”, afirmó.

El éxito no se debe a que las autoridades sanitarias funcionaron mejor que las francesas o a que los hospitales están mejor equipado que los italianos.

“Si aplicamos esto al otoño, entonces tenemos que dejar claro naturalmente que seguimos sin hacer nada mejor que los otros”, advirtió.

Drosten puso el ejemplo de Argentina, donde es invierno y “se está haciendo muy difícil controlar la propagación a pesar de las medidas”.

“En Alemania deberíamos mirar de forma mucho más diferenciada y precisa hacia el extranjero. Tenemos que dejar de discutir sobre asuntos como estadios de fútbol, algo completamente falaz”, dijo.

Por otra parte, señaló que la ciencia cuenta actualmente con una gran credibilidad, pero advirtió que eso puede cambiar en cualquier momento.

Sólo al final se sabrá cómo lo ha hecho la ciencia, “porque esta pandemia en primer lugar no es un fenómeno científico, sino una catástrofe natural”, dijo.

Para Detlev Ganten, presidente y fundador de la Cumbre Mundial de la Salud, la principal lección de la pandemia es que la salud es lo más importante y la base para el funcionamiento de una sociedad.

Las muertes por COVID-19 en el mundo ascendieron ayer a 966,399 después de que se reportaran 3,500 nuevos decesos en la última jornada, mientras que los casos globales totalizan 31.3 millones. América, que acumula la mitad de los contagios confirmados, es la región con más fallecidos, más de 533,000, seguida de Europa, el sur de Asia y Oriente Medio.

Texto y foto: EFE

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *