La pandemia no perdona a los músicos y está acabando con las serenatas

Mérida, Yucatán; 1 de enero de 2021 (ACOM).- La alborada en Mérida este 5 de enero será de manera virtual en el que participarán únicamente 12 trovadores. En el recorrido se interpretarán temas de Manzanero y las canciones clásicas a la ciudad, dijo José Duarte Poot, presidente de la Asociación de Trovadores Pepe Domínguez.

La pandemia ha sido muy difícil para los músicos y trovadores de la Plaza Grande, pues muchos de ellos dependen del sustento que ganaban en las noches en el centro. Pero todo se acabó, la pandemia obligó al cierre de los parques, de los sitios donde participaban y trabajaban y ahora la están pasando por momentos muy difíciles.

Los representantes de las agrupaciones de trovadores “Guty” Cárdenas, Pastor Cervera, Armando Manzanero y Pepe Domínguez acudieron a una ceremonia de entrega de despensas que les otorgó el Ayuntamiento de Mérida, producto de los recursos que se cobran por la presentación del luz y sonido que se presenta en la Casa de Montejo.

Ahí, Duarte Poot platicó con los representantes de los medios de comunicación y destacó que, entre las cuatro agrupaciones están preparando los temas de la alborada a Mérida en la que participarán las asociaciones, pero esta vez y debido a las condiciones sanitarias serán únicamente cuatro trovadores por cada agrupación.

“A petición de las autoridades municipales serán únicamente los trovadores más jóvenes, no podrán acudir todos los asociados y el derrotero será desde Santa Lucía hasta las puertas del Palacio Municipal, donde se incluirán 4 temas del recién desaparecido Armando Manzanero”, informó.

“Permanecer en la Plaza Grande permitía que muchas personas acudieran por tríos y trovadores para sus fiestas, para llevar serenatas, para contrataciones de eventos, pero todo eso se acabó”, recalcó.

Entre las cuatro agrupaciones suman unos 150 músicos que han formado diferentes grupos, tríos o cuartetos de cuerdas que acompañan eventos, acuden a fiestas, participan en eventos de empresas y hasta obtienen contratos para otros estados.

“La tradición de las serenatas se está muriendo y es muy difícil que la gente entienda algunos de estos problemas, porque no somos tan visibles. Algunos compañeros tomaron la iniciativa de caminar por las calles interpretando temas románticos y recibir algunos recursos, pero no todos son tan jóvenes y gran parte de los trovadores ya no deben de salir de sus casas y exponerse”, concluyó.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *