La Principal

Ayer, el sector transportista nos ofreció un amplio panorama de cómo se encuentra la seguridad en las carreteras federales y cómo esta ha empeorado en el último año con la incertidumbre que vive la Policía Federal.

Y es que, según cuentan los dirigentes de la Canacar, pasando Tabasco el asunto se reduce a un “sálvese quien pueda”, ya que se convierte en una carrera por sobrevivir, en donde prácticamente todos los choferes se han visto involucrados en, al menos, un asalto. En todo el 2018 se robaron más de 4 mil camiones de carga, es decir, todos los días se robaban al menos 12 vehículos, lo que es una verdadera tragedia para el comercio.

Esto igual nos lleva a dos pedidos relevantes que realizan los transportistas al Gobierno Federal. A ellos no les importa si se llama Policía Federal o Guardia Nacional, lo que quieren es seguridad en las carreteras, tomando en cuenta que la inseguridad se ha descarado y ya no sólo se ven asaltos por la noche, sino también en plena luz del día.

La única realidad es que, al menos en materia de seguridad, la estrategia del Gobierno Federal no está dando resultados, y cada vez que se cree menos que la Guardia Nacional sea la solución real a todos estos problemas, porque, tan comprometida como se encuentra en temas migratorios, lo más probable es que necesitemos al menos 30 guardias para sentirnos seguros.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *