La principal

Triste y lamentable que de esta minoría (que hoy es mayoría nacional) poco o casi nada se dice. Las personas de la tercera edad son personas que podemos encontrar de todo hoy día en nuestras calles, que nos han cuidado y que son parientes cercanos, pero nuestros jóvenes que reclaman el cuidado del medio ambiente, que portan pañuelos exigiendo derechos, ya sea humanos o de animales, se han olvidado de ellos.

No vemos a nadie reclamando por los abuelitos para que se les dé un trato digno. Aquí no vemos gritos como ¡amor es amor!, o que tienen derecho a decidir si quieren o no que sus hijos, que sus nietos sean responsables con ellos.

A esta minoría nadie la defiende. No se ven iniciativas que obliguen a la sociedad a escucharlos con respeto. Seguimos sin entender que por ese camino vamos todos sin excepción. Al menos los que lleguemos a esa edad.

Ya lo había dicho la Asociación Geriátrica Nacional: Yucatán es el estado más viejo del país. Hoy en nuestras páginas la Comisión de los Derechos Humanos del Estado de Yucatán informa una vez más algo que no es secreto, el maltrato que viven nuestros abuelitos incluso en sus propios hogares. Pero a esta minoría la han dejado sin voz. Vale más el grito de otros derechos (muy validos), que el de aquellos que nos han amado toda la vida, y con sus años y experiencia tienen mucho que dar aún a nuestro Yucatán.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *