La Principal

Ayer ocurrió un hecho sobresaliente en el sureste del país y que nos lleva a pensar que las tan anhelada reducción en las tarifas de la energía eléctrica no será un derecho exclusivo del sector empresarial, sino que también pueda repercutir en beneficios para el resto de la sociedad.

En nuestras páginas informamos cómo el gobernador del estado, Mauricio Vila Dosal, mediante un comunicado de prensa se sumó al llamado a la Comisión Reguladora de Energía, ya que “no es justo que Yucatán pague las tarifas eléctricas, de las más altas del país”.

Esto, sumado a la presión que también comenzaron a ejercer los Consejos Coordinadores Empresariales de Quintana Roo y Campeche, al sumarse al apagón del próximo martes 13 de noviembre, nos habla de que este movimiento va en serio.

Sin embargo, y a pesar de todo esto, es muy probable que acabemos el mes de noviembre sin respuesta y que le toque a Andrés Manuel López Obrador el gestionar de manera directa el precio de la energía con la posibilidad de quedar como gran salvador, pero también como villano, en caso de que no pueda resolver el tiradero que existe en la CFE.
Pero no cabe la menor duda de que nos encontramos en una época que hace tiempo no se había visto en el estado, con un sector empresarial que por fin alza la voz y que encuentra eco en el Gobierno del Estado.

Solo nos queda seguir informando y esperando a que este conflicto tenga una solución justa para los yucatecos y que al final se refleje en nuestros bolsillos.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

A %d blogueros les gusta esto: