La principal

Siempre hay dos versiones de la historia, y por ahora, el gobernador Mauricio Vila Dosal ha dado la suya: no hay interés del Gobierno federal por dar continuidad al proyecto de Zonas Económicas Especiales, una de las insignias finales del ex presidente Peña Nieto. Las razones para explicar esta situación las expone con claridad nuestro compañero Jesús Gómez.

Sin embargo, aún sin conocer la narrativa del Presidente, quedaría implícito el choque de visiones económicas que posiblemente se presentaría entre Vila Dosal y López Obrador, una diferencia que, no obstante, no debería significar confrontación si no se omite la esencia del federalismo: cada estado de la unión puede tomar decisiones políticas, sociales o económicas, siempre y cuando, no viole lo que dicta la Constitución.

Así, queda claro que el proyecto podría ser reimpulsado por el Gobierno del Estado con el apoyo de grupos empresariales interesados, posiblemente bajo nuevas condiciones.

No debe omitirse, por último, el reconocimiento de Vila Dosal a la anterior administración estatal por haber solucionado con anticipación la cuestión de los terrenos en donde se ubicará la zona.

Es destacable porque demuestra que, a pesar de las diferencias entre éste y el anterior gobierno, las buenas acciones son digno de apoyo, y la Zona Económica Especial era uno de los máximos logros de la administración pasada.

Lo importante del discurso de Mauricio Vila Dosal es que no permitirán morir la Zona Económica Especial en Progreso, un municipio que veía con gran esperanza la llegada de capitales de todas partes del mundo y la derrama económica que esto trae.

¿Qué le conviene a Yucatán? La respuesta a esta pregunta es el único camino que debe seguirse.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: