La reina Isabel II celebra el cumpleaños más solitario por la pandemia y sin el Príncipe Felipe

La reina Isabel II cumplió ayer 95 años en su residencia de Windsor, arropada por sus más íntimos y sin actos públicos, menos de dos semanas después del fallecimiento de su esposo, el duque de Edimburgo.

Solo han pasado cuatro días, además, desde la celebración televisada del funeral de escala reducida del príncipe Felipe, fallecido a los 99 años el pasado día 9, en la capilla de San Jorge, adyacente al castillo. En un gesto muy poco habitual, la propia reina recurrió ayer a la cuenta de Twitter de la familia real para agradecer a ciudadanos de todo el mundo los “muchos mensajes de buenos deseos” recibidos.

“Si bien como familia nos encontramos en un periodo de gran tristeza, ha sido un apoyo para nosotros ver y escuchar los tributos dedicados a mi marido por parte de aquellas personas dentro del Reino Unido, de la Commonwealth y de todo el mundo”, dijo la monarca.   

Texto y foto: Agencias

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *