La revolución de Ivonne

Por: Viviana Rivera

Después de mucho tiempo reaparece en redes sociales la ex gobernadora Ivonne Ortega Pacheco; lo hace con un mensaje que sacude al círculo rojo.

Y es que como reza el dicho: “vale más una imagen, que mil palabras”. La foto compartida por la ex mandataria tiene toda la intención de mandar un mensaje muy claro, no sólo a la militancia priista, sino también a sus adversarios políticos. Ivonne Ortega está de regreso y no está sola, lo hace acompañada de políticos que abanderan diferentes líneas al interior del tricolor.

No solamente llama la atención que en la imagen aparezca Felipe Cervera Hernández, Pablo Gamboa Miner, Federico Granja Ricalde, y el mismísimo Jorge Carlos Ramírez Marín; lo que sorprende es que a pesar de la rivalidad bien conocida de estos grupos en el pasado, ahora en conjunto propongan una planilla para renovar la dirigencia estatal del PRI.

Como es lo propio de un partido que atraviesa una crisis al interior, este bloque buscará seguramente reagrupar a los priistas de base, “abrir los procesos democráticos” o al menos intentarán simularlos, y cerrarle el paso a quienes en el pasado se apropiaron del PRI Yucatán; aceitarán la maquinaria rumbo a las elecciones intermedias.

MOMENTOS COYUNTURALES

Una particularidad de esta foto es que no aparece nadie que represente al grupo político de Rolando Zapata Bello; a la par de la publicación, medios locales son convocados a una conferencia de prensa encabezada por la secretaría general de Gobierno, María Fritz Sierra, con la finalidad de comunicar que se presentará una demanda formal en contra de ex funcionarios del gobierno del “Bienestar por Yucatán”, por el presunto desvío de recursos en diferentes dependencias.

Que no sorprenda que, de ser así, este grupo salga a condenar los hechos mal habidos por parte de exfuncionarios. El grupo de Rolando Zapata no tuvo concesiones con quienes comulgaban con líneas ivonistas o ramiristas, incluso se habló del veto y castigo por parte del exgobernador Rolando Zapata a la figura de Pablo Gamboa Miner y a quienes apoyaran sus aspiraciones para ser gobernador.

Al parecer el gran perdedor es Zapata Bello, quien después de la derrota del 1º de julio, sólo reapareció en una ocasión frente a la militancia del PRI para repartir culpas sobre los resultados, según narran quienes estuvieron presentes en el salón Versalles.

El objetivo es claro: Ortega Pacheco y agregados quieren a Zapata Bello fuera y se preparan para dar la lucha en las elecciones intermedias, conocen el contexto local y saben que es ahora o nunca.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: