La Sub-23 se lleva el preolímpico en penales

La selección olímpica vence a Honduras en tanda de penaltis (5-4), luego del 1-1 en tiempo regular, y consigue por tercera vez seguida el campeonato

Una alegría antes de viajar a Tokio. México tuvo que sufrir con los nervios destrozados para ser campeón del Preolímpico ante Honduras, selección a la que venció en tanda de penaltis (5-4), luego del 1-1 en tiempo regular. La búsqueda de la medalla de oro se asoma en el horizonte nacional.

Vino la relajación, quizá natural, de los seleccionados nacionales. Después de todo, la adrenalina de buscar el pase a los Juegos Olímpicos de Tokio ya había pasado el domingo. En ese entonces, el combinado negro con rosa corría, mordía a su rival, intentaba de todos lados hasta que pudo vencer a Canadá con dos goles en la semifinal.

En cambio, Honduras se tomó el partido con mayor seriedad. Se quiso demostrar que puede competir con gigantes del área de la Concacaf.

Edwin Rodríguez de Honduras se tuvo más fe que todos en el estadio. Tomo el balón, alzó un poco el rostro y le pegó con furia. El esférico ni se movía de la fuerza que le imprimió el jugador centroamericano. El portero mexicano Sebastián Jurado se lanzó, pero no pudo alcanzar siquiera a tocar la redonda que se anidó en la portería (71′).

Esta noche fue distinto. No sólo hubo cambios en la alineación inicial que envió el Jimmy Lozano a la cancha del estadio Akron. Eso provocó una desestabilización en el cuadro: poca conjunción, ideas escasas y lentitud para el desdoble, pese a que había sido la virtud del Tri en todo el Preolímpico.

México no se rindió. José Juan Macías cayó dentro del área y el árbitro decretó un penalti. El atacante del Guadalajara, con sobriedad, engañó al meta hondureño para igualar el marcador (80′). Ese empate resucitó el ánimo de los dirigidos por Jaime Lozano.

El Tri apretó, se volcó al frente para ver si en el tiempo regular podía quedarse con el triunfo y coronarse nuevamente en el Preolímpico de Concacaf. El tiempo y el tino no estuvieron de su parte y la final terminó en la prórroga.

En el suplemento no hubo mayores contratiempos y los penalti llegaron. En esa fatídica tanda, fue mejor México, pues anotó todos los penales, suficiente para coronarse dado que Honduras falló el primero. Ahora sí, a pensar en la medalla de oro.

Texto y foto: Agencias

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *