La tarea inmediata del virtual presidente del PRI Manlio Fabio Beltrones

La renovación de las dirigencias de los tres más grandes partidos de México; PRI, hasta donde se sabe, la formula de Manlio Fabio Beltrones como presidente y Carolina Monroy del Mazo; el PAN por definir entre Ricardo Anaya Cortés y Javier Corral Jurado, el PRD por decidir de entre Armando Ríos Piter, Julio César Moreno, Fernando Belaunzarán, Zoé Robledo y la ex candidata a gobernadora de Guerrero, Beatriz Mojica, más los que se acumulen de aquí a la elección. En todos ellos, la militancia y la sociedad están pendientes del anhelado cambio de sus partidos políticos. 

 

Hoy nos ocuparemos del caso del PRI.  

 

El PRI en su condición de ser el Partido más antiguo, con más tiempo en el gobierno y actual inquilino de Los Pinos que debe acreditar frente a la sociedad un verdadero cambio. El virtual presidente, Manlio Fabio Beltrones, tendrá que lograr con sus acciones convencer a una sociedad incrédula, que el PRI cambia y supera sus vicios ancestrales y tiene la capacidad y merecimientos para seguir gobernando por lo menos en los 19 estados, donde sus ejecutivos son de ese partido y que en las próximas elecciones del 2016 esté en condiciones de ganar gubernaturas, reto complicado y harto difícil, en algunos estados, por el desempeño de sus gobernadores. 

 

Manlio tiene varias tareas a cumplir, consolidar la unidad que ha demostrado el PRI frente a él como su candidato a la dirigencia y repetir el modelo de unidad en las entidades federativas donde es oposición y que le representan a ese partido el reto de protagonizar un esquema de unidad que pueda garantizar el triunfo en gubernaturas durante el período de Manlio. El tema se antoja complicado pues en los estados que llevan tiempo de ser oposición la mentalidad provincial de sus miembros que además, en casos en como el de Morelos, donde los militantes han aprovechado las oportunidades que les brinda ser oposición, de convivir y aprovechar, inclusive económicamente, esa condición privilegiada, en negociaciones con los gobernadores en turno, lo que dificulta la unidad para ganar y gobernar. Unidad es lo que podría garantizar el triunfo. 

 

Las relaciones con el Ejecutivo federal y particularmente el equipo que rodea al Presidente son una de las dificultades que tendrá que sortear el próximo presidente del PRI. Lograr consolidar un liderazgo eficiente, respetable y fuerte que le permita maniobrar y jugar todas las cartas que significan y el privilegio que tiene un partido al ocupar Los Pinos y convertir al PRI en la opción real de gobierno, que gane la simpatía de la ciudadanía, particularmente las opiniones negativas que tanto daño hacen a cualquier partido. 

 

Sin duda el PRI como partido ha dejado desde hace muchos años un espacio que no ha podido recuperar o el priísmo no está acostumbrado a fortalecer y es la vinculación entre gobernantes y gobernados y más señaladamente entre gobernados y priístas gobernantes en cualquier trinchera, ya sea legislativos locales, federales, municipios o gobernadores y el PRI, que no sea utilizado junto con la militancia como promocional de campaña que terminada pasa de moda. El Consejo Político Nacional por ejemplo, organizado como está en comisiones espejo del Congreso de la Unión, debe ser herramienta útil para vincular las inquietudes de los ciudadanos de a pie con los miembros priísta en el ejercicio de alguna tarea de gobierno, no se vale que primero buscan postulaciones desesperadamente y cuando lo logran poco o nada se acercan, ello es uno de los motivos por los que la preferencia de los electores se va diluyendo, pues lo que quiere la sociedad no lo aplican los partidos en el ejercicio del gobierno. Otros temas serían, la institucionalización de la crítica constructiva y la inclusión en el Consejo de manera permanente a todos los ex gobernadores, diputados, senadores, presidentes, alcaldes y hasta candidatos perdedores que aún tienen mucho que aportarle a su Partido y consolidar al sector pesquero.  Si el presidente del PRI lo logra, las probabilidades de continuar en el gobierno son elevadas, ah pero si no es así, los días de gobierno del PRI estarán contados. 

 

sadot16@hotmail.com

Tags:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *