Las castañas…

Era 11 de noviembre. San Martín! San Martiño en Galicia. Un día de temperatura alta y un hermoso sol embelleciendo todo. Se celebraba el magosto. Paulina, Jara y Leonor, al regresar de la escuela, se entretenían en el jardín…

Atardecía en oro y luz…

La abuelita tenía unas castañas para asar en la noche. En la casa gustaban mucho. Sobre todo gustaba el significado: degustarlas en familia, la casi inminente Navidad, la hermosura del dorado otoño, la tradiciòn…
Las pequeñas eran trillizas, tenían nueve años. Se divertían poniendo un nombre a cada castaña. Llamaron a una Muleta, a otra Faena. A una Tomasista y a la cuarta Arena. A la de más allá Sevilla…

Eran niñas taurinas. Felices niñas taurinas…

Dedicado a Natalia y Lupita por cumpleaños

Dedicado a cada Martina y cada Martín

Dedicado a Luisito, con todo cariño

Tags:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *