Las fieras se comen a los piratas

Los Leones de Yucatán, con drama de por medio, 5-4 a los Piratas de Campeche, con lo que dejaron atrás una mala racha de tres derrotas consecutivas, después de perder los últimos dos juegos de la serie ante los Tigres y el del viernes ante los campechanos, en el primer juego de una doble cartelera en el Nelson Barrera Romellón.

Ganó Dustin Crenshaw, quien lanzó seis entradas y tres bateadores, se quedó con la victoria, pese a que aceptó tres jonrones.

Perdió Frank Garcés, con labor de poco más de tres entradas.

Los melenudos anotaron en la segunda entrada con jonrón de Sebastián Valle, agregaron la segunda en la tercera entrada con sencillo de Alex Liddi.

En la cuarta timbraron tres más, dos por jonrón de Humberto Sosa, que encontró en los sederos a Leo Heras y la otra fue por sencillo del jugador Walter Ibarra.

Los Piratas se quitaron la lechada en la quinta tanda con jonrón de Asael Sánchez y tres más en la séptima, una por jonrón solitario de Olmo Rosario y las otras dos por otro estacazo de Fernando Pérez.

El cerrador Josh Lueke entró a la brega en la séptima y frenó la ofensiva de los filibusteros para conseguir el salvamento, su 16 del año.

Más tarde se jugará el segundo juego de la doble cartelera.

EN EL SEGUNDO DE LA SERIE

El italiano Alex Liddi conectó sencillo al prado derecho en la séptima entrada para remolcar la única carrera del juego y los Leones de Yucatán vencieron 1-0 a los Piratas de Campeche.

Con sus doble triunfo, los melenudos amanecerán este domingo empatados en ganados y perdidos con los Tigres, 29-15, en la cima de la zona sur, pero con dominio por parte de los quintanarroenses.

El batazo de Liddi encontró en los senderos a Francisco Hernández y lo mandó a la registradora. El joven Hernández dio hit con un out en el cuenta y se robo segunda mientras se ponchaba Jorge Flores.

Yucatán pudo anotar más, pero con la casa llena, Leo Heras elevó al central para concluir el turno.

Fue todo lo que el pitcheo de ambos equipos permitió en el partido porque realmente estuvieron muy bien, tanto que ni el agua descompuso a los lanzadores.

El novato Jonás Garibay lanzó sin problemas las primeras tres entradas y recibió su primer hit por Olmo Rosario en el cierto rollo, pero ya no apareció tras la lluvia.

El triunfo fue para el panameño Enrique Burgos (2-0), quien escapó de un problemón en la sexta entrada, mientras que Josh Lueke consiguió el salvamento 17 del año, su segundo de la jornada.

Perdió Miguel Mejía (1-3), quien aceptó la única carrera del juego en su labor de una entrada.

Este domingo se jugará el último partido de la serie, a las 4pm.

Texto: Podio
Foto: Cortesía

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *