Las marquesitas, un antojo yucateco que evoluciona

Si bien es cierto que Yucatán tiene los mejores guisos como el relleno negro, la cochinita pibil y los panuchos entre otras comidas típicas, los postres y dulce no se quedan atrás y uno de ellos son las marquesitas que desde hace más de cien la creación de esta barquillas en forma de un taco rellenas de queso de bola holandés.

Comenzaron sólo con queso holandés o también conocido como de bola, después fue con nutella y una combinación de ambos. Sin embargo, siguen su evolución y ahora están siendo preparadas con nuevos ingredientes que generan una gran variedad en su modo de prepararlas,  y en especial son más atractivas a los turistas que visitan Yucatán y que conocen este postre, rico no nada más en gastronomía sino también en historia.

Desde hace más de 15 años don Leonardo Uch Mena originario de la capital yucateca decidió cambiar de residencia e irse a vivir a Valladolid y desde ese entonces se dedicó a preparar marquesitas y venderlas en el parque principal de la bella Zací en un puestecito ambulante que se llama “El tío Batman”.

Debido a la competencia y ante la llegada de turistas nacionales e internacionales don Leonardo empezó a prepararlas con frutas naturales como fresa, zarzamora, kiwi y plátano, que van desde los $15 pesos la original, hasta $50 pesos con diferentes combinaciones:   

“Hay que buscar nuevas ideas para la marquesita para que le guste más, la tradicional es la de queso de bola, pero yo la preparo con fresa, zarzamora natural, kiwi, plátano, y esto la mayoría los turistas lo piden. Hace como 2 años que las empecé a vender, la tradicional vale $15 pesos y la de fruta de $35 a $50 pesos dependiendo de las combinaciones”.

“El tío Batman” comentó que atender bien a los clientes, tener un lugar limpio y ofrecerles variedad en su preparación, ha sido la clave de su éxito. “Hay que despachar a los clientes, atenderlos bien, ellos hasta propinan te dan, no hay necesidad de cobrarles más caro”.

En cuanto a su mercancía dijo que “las frutas voy al súper a comparar donde estén las mejores, me ha ido bien, vendemos bien, ya que lo primero que ven es que tu puesto este bien limpiecito, la mayoría son turistas, pero en la noche ya hay clientes fijos ya saben dónde estoy y me buscan, y me reclaman cuando no vengo”.

Todos los días a partir de las 5 de la tarde y hasta las 10 de la noche instalado en la Plaza Principal de Valladolid encontrara a “el tío Batman”.– Elena Martin López

Tags:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *