LíNEA DIRECTA

Preparado, culto, calculador, cauto, seguro, visionario, con gran futuro y, ahora en el ensayo de lo que podrá ser la parte superior de una carrera diseñada para estos tiempos en México. Con la experiencia de haber creado, probado, con resultados reales a la mano y el convencimiento de su aportación del presidente de México. El fortalecimiento hacia afuera de un hombre clave del Sistema mexicano. Repetimos, no por los chistes que cuente, cosas que guarde o complicidades personales, menos por puramente amiguismo. De ninguna manera Arturo Nuño Mayer es el prototipo de una figura emblemática de lo que dará como resultados las acciones públicas en gran parte del gabinete de Enrique Peña Nieto al concluir su mandato constitucional.
Hasta donde se sabe no es el que cuenta el dinero para cosas alternas, no es el compañero de temas extra gubernamentales, no se ha comprado un yate, ni casas con diversos nombres, no está a punto de inaugurar otra casa ya con cámaras de vigilancia instaladas, no es el que bloquea números celulares que así considera de su jefe, no ha favorecido a toda su familia, no es el que piensa como un niño pero convence a su jefe. No eso sería cuento regional, fuera de políticas de alto nivel.
Nuño Mayer, es ese personaje que necesariamente tenía que entrar a dar cuerpo y vitalidad a lo diseñado desde los ejes asesores. Está visitando las entidades del país con varias perspectivas que van desde activar convenios, anunciar nuevos programas, consolidar la cooperación interinstitucional y basificar la presencia del Ejecutivo Federal en la patente educativa hasta pensar que se estaría poniendo cimientos para una eventual asignación para el 2018. El secretario de Educación Federal, sí está preparado para esas grandes finalidades.
Aquí en línea directa en el recorrido de la labor permanente se ha hecho mención de las veces que fueron necesarias de la importancia en el engranaje peñista que posee don Arturo. Hoy se nutre de los políticos de la nación, desde luego, sobre todo priistas. Nada más que el hombre preparado y por ello su cercanía con la Superioridad, no por otras situaciones totalmente apartadas como decir cosas bonitas al oído, se comprometió a conducir lo que juntos diseñaron y que, hay que reconocer en el mando anterior no funcionó. Por ello, y más, el cambio necesario y la entrada a escena en el justo momento de los acontecimientos nacionales.
La fructífera gira de trabajo por Yucatán de la mano con el gobernante Rolando Rodrigo Zapata Bellono fue en las manifestaciones inducidas de dar espaldarazos, en estos niveles y a estas alturas no son necesarias esos dibujos del pasado. Lo que se vino es a trabajar, a resaltar la importancia del tema educativo, a conformar en el plano profesional y ético las políticas necesarias que conlleven a fructificar la Reforma Educativa tal y como fuera aprobada.
Estos tres últimos años del gobierno federal y el estatal tienen que estar fuera de los contextos de los apapachos; se requiere de una verticalidad útil, firme, decidida, objetiva. La educación es el instrumento que activa la sabiduría para mayores escalas que se van sumando de lo individual a lo colectiva, para bien de la entidad y en ese tenor de la nación mexicana. Hoy con claridad se observa que el estado insiste en impactar en esta área prioritaria y como tal se le cumple con lo normativo, complementado con una serie de programas, apoyos y profesionalización. Esa es la clave que conecta los resultados en esta tierra de hombres y mujeres de bien.
Seguramente, Arturo Nuño Mayer ese es el mensaje final que se lleva al continuar con sus labores al frente del sector educativo nacional. Se va seguro de que aquí tiene la mano solidaria de un gobernante comprometido y que lo ha estado demostrando por una educación con mayores estándares en la calidad y aplicación. Este estilo de don Rolando Rodrigo es acompañado, como se debe, con pilares importantes en la economía de las familias de los miles y miles de estudiantes, cuyos beneficios, precisamente se sienten al interior de los hogares yucatecos.
También es un hecho, que el favorable informe sustentado en Yucatán estará siendo compartido con el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, es un deber que abona para bien a Zapata Bello. Será importante que la conducción de la educación siga en ese eje de profesionalizar, reconocer, dialogar, motivar, supervisar y adentrar. Las demás cuestiones político-electorales, podrían venir como consecuencia; no como necesidad del cargo, agregó destacado comunicador ya jubilado quien hasta hace poco daba clases en escuela de formación profesional de esta carrera, pero ,los médicos dijeron, hasta aquí, y obediente se da su tiempo para comentar estos temas tan exactos e importantes.
***********************************
Con toda propiedad las autoridades del sector salud están reforzando sus cuadros de acción ante los casos conocidos que van afectando a cierto número de nuestra población. No solo es cuestión de números o cifras, sino velar por la atención y prevención. En este tenor es donde se encuentra la debida acción que tiene activada esa secretaría. Se observan las jornadas para brindar es tenor de responsabilidad y determinación que se requiere.
Cuestiones que se presentan, pero que en Yucatán se cuenta con todo un aparato institucional en personal, equipo, tecnología, disposición y coordinación para hacer efectivo el compromiso adquirido al gobernar. No se desean situaciones incómodas para las familias, sin embargo ante las contingencias hay estar al pendiente de las indicaciones de las autoridades correspondientes, contribuir en la gama preventiva y acudir en casos de requerir atenciones especializadas y generales.
Cuando surgen estos entornos también pueden presentarse quizá alguna actitud de no informar adecuadamente, que pudiera confundir a la población. La vida es un derecho único de salvaguarda, hagámoslo realidad todo. Unámonos como buenos yucatecos, son tiempos de solidaridad y confianza en nuestras autoridades, ellos cuentan con los sistemas conectados a las instancias especializadas para cada situación. Sigamos pendientes y hagamos caso de las recomendaciones. Trabajemos, en equipo.

Tags:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *