LíNEA DIRECTA

Dulce María Sauri Riancho, ex gobernadora de Yucatán y ex presidenta del PRI nacional, quien abandonara sus funciones por cuestiones supuestamente electorales de las que no estaba de acuerdo, ahora con su amague central del que le siguen la corriente, se mostró ante los medios de comunicación con un tono medio conciliador, incluso señalando lo que otros también han expresado: hay que revisar el gabinete del actual gobierno estatal.

Con un Rubén Leyrana enviado al campo de acción de su ex alumno Jorge Carlos Ramírez Marín, tiene un pie en las cuestiones de oposición machacando con insistencia en contra del sistema institucional del PRI y, el otro con los coqueteos necesarios para lidiar con una inducida afiliación partidista por la que poco hace por ese instituto político al que jura pertenecer en integridad.

El cuadro parece de un juego propio a agenciarse espacio de credibilidad para disfrutar de los beneficios con que se maneje en la actualidad en medios afines a sus intereses. Alguien que de poseer poder político, se ha quedado con el enorme caudal económico que ha sumado al paso de su historial público y posterior manejo financiero que la mantiene sin problemas de esa índole.

Con una actuación mediática hizo caer al oficialismo a darle cobertura con las respuestas para uno y otro lado. Con una Dulce María Sauri ante el caminar hacia el 2018, sabe muy bien dar los pasos necesarios, precisos ante la gama extensa de su experimentado curriculum. No se mueve si no hay un plan para accionar. Y, lo que ha demostrado en los últimos años es que no hay esa disposición de contribuir directamente con las estrategias, candidatos y proyectos del PRI. Así, Que, no todo lo que se ve, es netamente posible. Hay que estar alerta y, desde luego, al pendiente.

    ******************************

Bueno y se va calentando el ánimo en las estructuras panistas en la consolidación de los equipos que buscan lograr la presidencia municipal de ese instituto partidista en la ciudad capital de Mérida. Se pensaba en un candidato de unidad, pero, en atención a las prácticas democráticas que se difunden han aumentado las opciones y con ello las candidaturas.

De nuevo se estima que debe ser el motor principal de esta contienda el sentido de las propuestas, sobre las negativas conductas destructivas. Los panistas tienen ante sí la ocasión para ofrecer a los ciudadanos un clima de madurez y crecimiento partidista. Ojalá lo aprovechen al máximo, ya que daría un estilo y forma adecuado a las antesalas electorales constitucionales.

Los comentarios en relación a los aliados van y vienen. Los nombres de las cabezas de los grupos de la misma manera son expresados. En lo visible, es en el Ayuntamiento de Mérida donde se puede observar las inquietudes que van más allá de las responsabilidades institucionales. Las marcas de labores cotidianas pueden aumentar la extensión solidaria. Es tiempo de competencia partidista al seno de los mayoritarios regidores y funcionarios de la comuna meridana. A ver, cómo se desarrollan los procedimientos y campañas correspondientes.

                                       ****************************************

Por cierto, Raúl Paz Alonzo, presidente en Yucatán del mismo PAN y coordinador de los diputados en el Congreso de la entidad, con cierta suavidad acepta la buena labor de don Rolando Rodrigo Zapata Bello, y desde luego apunta temas que en su parecer están pendientes de atención. Como una oposición a la medida, la chispa simple del dirigente estatal conforma lo que debe de hacer en la puntuación de lo que los espectadores dan por obvio.

De no haber mencionado punto alguno Paz Alonzo estaría enmarcando una aceptación total y absoluta aunada a las alzadas de mano que ya se acostumbra en el Congreso del Estado. Dicen que en política parte de los acuerdos es difundir lo necesario con mutuo acuerdo, para contrarrestar las situaciones obvias de la vida diaria en el recinto del periférico. Vaya, un aliciente de pensar que puedan surgir realmente mentes opositoras; que, no son malas, más bien necesarias en entidades desarrolladas.

                                       ****************************************

Y con marcada colación continúa el diputado federal, Pablo Gamboa Miner con su campaña que inicialmente era para la presidencia municipal, luego para una Senaduría y ya se tomó la determinación en la ciudad de México que se hable pero de la candidatura para Gobernador. Ese es el llamado de guerra. El capitán mayor, ya midió a sus compañeros y las condiciones que prevalecen hasta el día de hoy.

Las cuestiones de dinero, como ya se ha comentado con anterioridad, no son para nada punto de freno para las aspiraciones del grupo gamboísta, cuya cabeza manejable es precisamente el hijo del General en funciones. El resto del agrupamiento va por las laterales con una ilusión válida inmersa en una fuerza con alianzas medibles y estables.

Gamboa Miner, en tanto hace su parte. Mientras los asesores determinan las fases siguientes, el diputado federal recorre las estaturas propias para ganar más confianza. En la parte central ya se consiguieron solidarios apoyos hasta con decisiones importantes de figuras de primer nivel en el poder público nacional. La conjunción de todos estos elementos deberá de brindar los satisfactores para las razones a la vista en los anales del Yucatán moderno. Esto desde luego, es punto obvio para seguir a los pendientes, todos.

Tags:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *