LINEA DIRECTA

En este último tercio se están realizando las estrategias de servicio enmarcadas en el Plan Estatal de Desarrollo del Estado de Yucatán en la parte correspondiente al presente calendario del 2015. La entrega del gobernante yucateco abogado Rolando Rodrigo Zapata Bello a la par con las altas calificaciones que mantiene su imagen en la aceptación ciudadana hace patente la confianza de estar en buenas manos en este sexenio del bienestar.

En preparativos del correspondiente informe anual de lo trabajado a lo largo de este espacio de gestión y resultados, se van concentrando cifras, obras, convenios y todo lo que incluye la dinámica propia de un gobierno que entra a su segunda parte con renovados bríos, según se escucha de sus propios funcionarios.

Dicen que también hay la revisión de la economía, los máximos de extensión en esos puntos de solvencia y respeto a la palabra ofrecida en su momento. Las encuestas dadas a conocer, ya comentadas, en las que sobresale don Rolando Zapata Bello en el ámbito nacional como un buen mandatario se consagran en ese dominio de estar al pendiente de casos en los que personalmente ha tomado la decisión de compartir diversas acciones y apoyos en el universo de servicio.

Los encuentros de trabajo para delinear las políticas requeridas en sus etapas de desarrollo para el 2016, y, lo que queda del presente 2015 son bien estructuradas con mecanismos firmes, diseñadas para estar al nivel de lo que sería el ascenso hacia un escalón más de buenas cuentas y obras de impacto. El punto social es de permanencia ante el sentido cercano a los ciudadanos por brindar esos satisfactores para mejor calidad de vida.

Rolando Rodrigo demuestra esa entrega bien planificada, responsable y visionaria. Motiva al conjunto de sus colaboradores en las escalas definidas. Ordena lo necesario en la confianza de que se cumplan las disposiciones que salen por su conducto. En fin, Yucatán avala el mostrar a los gobernados y a la esencia nacional que sí se puede gobernar con transparencia y bienestar real.

Trasciende que se van intercalando actos públicos, encuentros externos y las sesiones determinantes para consolidar esas pautas tan especiales que están sellando una forma firme, segura, a la vista de gobernar, pero con el mecanismo de ir transformando el proceso de mejoría para las familias que viven en nuestra entidad; tanto de nacimiento o por adopción. Una entidad de colaboración y fraternidad en su contexto superior.

A unos días de estar al frente de la secretaría de educación del Gobierno del Estado, el también abogado Víctor Edmundo Caballero Durán maneja los dictados propios para generar esos resultados óptimos en un área que tiene especial interés el Gobierno Federal. Ello en las propias palabras del propio Presidente de México, Enrique Peña Nieto y de Arturo Nuño Mayer, secretario federal. Aquí en Yucatán se nota la plena disposición de quienes integran esa gran familia, desde los maestros, trabajadores administrativos, padres de familia y los propios alumnos.

La reforma educativa es de interés presidencial para su completa aplicación.

Teniendo la dirección en la entidad de una persona con el perfil de Caballero Durán se asume que habrá un detonante alineado a los rectores de aplicación correspondientes.

Su formación y la suma de la total confianza de la Superioridad para ejecutar las tareas pertinentes para ello, habrán de concluir en estos próximos tres años en pleno cumplimiento de las metas.

La educación es motor de desarrollo, camino de superación y el instrumento que le permite a los ciudadanos alcanzar objetivos firmes en la conformación de un cuadro de gobierno dispuesto a trascender bajo hojas históricas de una entidad trabajadora, educada, solidaria, unida y que se encuentra en esta interpretación exacta de trabajo en equipo con el gobierno del Estado. Víctor Edmundo tiene en las manos la oportunidad de aportar importantes elementos de administración, mando, cambios, operaciones, alianzas en favor del proceso educativo en la región.

Además que el secretario de Educación tendrá presente que los resultados que ofrezca al concluir su tiempo, contará mucho en el ánimo presidencial, en el de don Nuño Mayer y le daría al gobernante yucateco Zapata Bello esa distinción de ser de los mejores en el tema ante el visto presidencial a la par del conjunto nacional de gobernadores. Sin olvidar que se tiene trata, trabajo y relaciones con miles y miles de ciudadanos que en otros contextos podrían apoyar futuras encomiendas. Es todo un aparato de gobierno en constante comunicación. Víctor Edmundo aprovechará la ocasión. Es el sentido de afirmación general.

Umán en estas fechas de los calendarios políticos se va destacando con una serie de sus figuras en primeros planos gubernamentales y hasta una diputación local. Los vecinos de Mérida han mantenido ese contexto político que los hace generar luz propia. A pesar de contar con priistas de pesada artillería, perdieron el gobierno de ese municipio a manos del PAN. Algo quizá no muy lógico, pero son de esas cosas que suelen suceder.

Muy comentado el caso en los círculos políticos, pues aun contando con muchas facilidades y economías dispuestas para penetrar en la zona centro y sus 17 comisarías no se pudo retener ese importante municipio del estado. Se ven como fuerzas cruzadas pues ahora contando con tres secretarios, diputado y la permanente cercanía del ex gobernador ingeniero Federico Granja Ricalde los resultados fueron contundentes y claros para la oposición azul. En fin, los cuestionamientos de las telas adyacentes en estos estilos de hacer política dieron un clima raro, pero real. Así que pendientes todos.

Tags:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *