LINEA DIRECTA

En el conjunto de las naciones Yucatán está en un ascenso, su bandera de trabajo se hondea de manera permanente. Mañana llega Raúl Castro, presidente de Cuba con quien se ha mantenido lazos históricos y fraternos en la historia de ambas naciones. Por su parte, Enrique Peña Nieto, el mandatario mexicano hará lo mismo para la cumbre en esta entidad, que también sube los bonos de seguridad y sede de eventos internacionales a la ciudad capital de Mérida.

Rolando Rodrigo Zapata Bello titular del Poder Ejecutivo yucateco tendrá en sus resultados el observar la tenacidad de sus labores con responsabilidad y visión de los momentos que requiere esta zona de México, pero también el país en general. Ya es un número bastante interesante en el que ha sido anfitrión de encuentros de gran presencia en el ámbito mundial.

Los yucatecos estamos viviendo una parte de su historia en la que se unen los sectores sociales en el objetivo de trascender para bien del estado. Los empresarios, en su mayoría, han manifestado las ventajas que van alcanzando para hacer más negocios e inversiones. En el caso específico de Cuba se concretará esa oportunidad que anchará su ruta y canales legales de participación.

El trabajo de cooperación de Zapata Bello con Peña Nieto transmite el camino conjunto hacia metas de bienestar. Los viajes al extranjero y la diplomacia encajada en las agendas de trabajo siguen dando resultados. En el ambiente de la entidad sube la aceptación de las labores del gobernante yucateco por el afecto y lazos de unidad que existen entre ambos pueblos. Es una realidad, el repunte que se va teniendo en las plataformas políticas, económicas y culturales cuyos contenidos transitan para el sello del aplicado bienestar.

Gran ambiente ya presente ante las serie de eventos en los que nuestra tierra será la anfitriona de acuerdos de fortaleza y ambientación internacional. Ya han circulado las invitaciones, van asentando los aspectos protocolarios, seguridad y los medios internacionales, locales y nacionales para difundir la cadena informativa que saldrá a la luz mundial. Los empresarios yucatecos que desde hace años han vinculado el círculo comercial, ahora están de plácemes ante la serie de nuevas transmisiones en las comercializaciones de múltiples productos.

Hay un gobernador entregado al trabajo que en esa misma magnitud recibe los beneficios de su esfuerzo, planeación y determinación. La bandera con colores firmes de un Yucatán próspero, trabajador, culto y decidido a seguir hacia adelante toma la mano de Rolando Rodrigo Zapata Bello por ir en las mismas vías dispuestas, creadas, edificadas y preparadas para asumir el crecimiento sostenido para bien no solo de las hojas de la historia escrita, también para que se sienta en los hogares de las familias yucatecas. Listos para esta relación internacional de buenos acuerdos, y, los que están además por venir. Pendientes todos, que las buenas noticias indica el molde que seguirán.

Bueno y los acuerdos entre las principales figuras políticas representativas de la entidad siguen en su apogeo ante los sitios pendientes por asignar tanto en las esferas federales como en las medias estatales. Todos buscan en la lógica de acomodar a sus seguidores que puedan operar para el 2018, más que la subsistencia de los momentos. Están encuadrando posiciones para reforzar sus cuadros de operación.

En la ciudad de México completan recomendaciones, ante el movimiento de buscar más recursos para el ejercicio fiscal 2016 lo cual se presta para dar nombres que pudieran sumarse a la histórica lista beneficiada en la primera remesa de cambios y ajustes en el gabinete estatal. Después de los andares de la visita presidencial y los acuerdos para otras posibles visitas, que hasta la del Papa Francisco se escucha en el centro del país, pues todo podrá volver a revisar las anotaciones del escritorio principal.

Don Rolando Rodrigo ha demostrado no tener prisa y manejado los tiempos en base a su proyecto. No hay razón para que cambie la forma, aunque, puede estar analizando los nombres de lo que podría significar la última entrada de un grupo importante dejando espacio para eventuales cambios por diversas causas y, los que lógicamente se darían ante la cercanía, en su momento, para la salida a candidatos del mayor esquema del 2018. Las peticiones del centro no paran, aunque comentan que también ha pendientes personales del mismo número uno que no ha tomado la decisión de integrar.

En tanto la clase política destaca sus actuaciones para ser tomados en cuenta en un sentido; en otro están esperando los buenos oficios de sus jefes o jefas, y otros confían en la palabra otorgada por la personal Superioridad. En cualquier sentido existe un espacio de espera. Unos se asoman a cuanto evento oficial tienen conocimiento para ser vistos y no se olviden de ellos, también existen los más maduros que saben que eso no abona nada. En realidad estas alturas prácticamente con el trabajo desarrollado para bien, Zapata Bello debería tener todas las cartas en la mano. Así que, al pendiente para ver cómo se dan los nombres para las dependencias faltantes.

Por su parte las corrientes perredistas están en recesos ante lo obtenido en sus parcelas. Unos están viajando a los municipios en donde se aliaron y obtuvieron resultados de victoria. O en donde por sí mismos obtuvieron las regiones deseadas. Sus fuentes de adquisición están mayormente en las relaciones con esos presidentes municipales para subsistir cómodamente; claro además de las participaciones federales y locales que han sido descritas en  buen número de dinero. En lo político simplemente parece estar en un receso, ante el nulo crecimiento de estos meses posteriores al tiempo electoral. Veremos posiblemente los adelantos de sus acuerdos para seguir de la mano, como trasluce y con la línea directa oficial, según sea el caso; PRI y PAN.

Tags:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *