LINEA DIRECTA

Bueno y sigue el mensaje de gobierno ante la derogación de la tenencia vehicular para el 2016. Tal y como se había planteado, dan continuidad las voces en uno y otro sentido. Las máximas y mínimas de acuerdo a las ópticas abocadas. Y como es de justa razón ante el tamaño del anuncio, todos defienden sus posiciones. Los géneros de igual forma compiten para resaltar al máximo el destello de buen impacto. En mal momento el ayuntamiento meridano induce a aumentos o ajustes, que a la postre es lo mismo al predial, vaya asesores.

Hay quienes con la camiseta puesta desde ahora, apuntan que un ganador, sin tener que ver absolutamente nada de estas decisiones es el piloto de Pablo Gamboa Miner. Los caminos se le van abriendo con esa actitud papal, para desde adentro del Sistema mexicano de Estado, ir hilvanando los tejes del poder público. La carrera se ha dado una pauta muy puntual. Y, en más de dos cuarteles de guerra ya han soltado al unísono “vamos, con todo”.

En el hoy, con todos los análisis interpretados a la par de no confirmar el emplacamiento vehicular para el 2016 y la derogación de la tenencia correspondiente pata todos en general, asume buen momento para el gobernante yucateco, don Rolando Rodrigo Zapata Bello. Incluso, se ve, sin que exista necesidad de ello, a gente de su misma cercanía tomar las redes para aplaudir algo que por sí mismo está en el sentimiento del ciudadano. Una dualidad no compartida, de acuerdo a especialistas políticos, que hacen perder espacio de efectividad.

Y es cierto, no hay nada tan efectivo como que los propios ciudadanos y sus respectivos sectores reconozcan la calidad de las determinaciones de gobierno. En estas situaciones de impacto, no se necesitan de aplaudidores oficiales, contrarresta las bondades del producto. Vaya, es inútil tales muestras personales de lucimiento, para, supuestamente agradar a quien no lo necesita. Es que el dinamismo y entrega al trabajo de Zapata Bello conlleva el reconocimiento mayoritario del pueblo yucateco. Algunos dicen: ¿Para qué, hacer olas sin sentido?

El no reemplacamiento, cero tenencia y el asunto del predial antepone más opciones de debate, en los que sin lugar a dudas, el gobierno zapatista, saldrá vencedor por el bienestar que impulsa de una u otra forma a la economía familiar, así como determinados apartados con la dimensión de lo que se dejará de captar por esos rubros. En otro sentido, en el municipal, el nombrado aumento que dejaría en desventaja las manifestaciones de los genios asesorando el gobierno meridano.

En la antesala del 2015, los valores de medición generan movilidad para cerrar el año con obras y acciones que determinen el mensaje final del ejercicio fiscal y político. Hay la especialidad de esos puntos, sin embargo hay que subrayar que al menos en Yucatán existe una sociedad participativa, crítica, analítica, objetiva que

no solo mira con agrado lo bueno sino lo expresa con plena libertad los principales acontecimientos de la entidad, las acciones de gobierno y de sus funcionarios. Algo siempre oportuno en el balance de actuación pública. Terminando ya Noviembre, en breve llegará el último mes de este 2015, que ha traído satisfacciones a la clase política, derrotas y abandonos en otras expresiones. Falta de valor a la palabra y suavidad en el oído de cercanos, según en determinaciones de los muy pendientes asiduos a las fuentes de los palacios.

Muy positivas han resultado también las manifestaciones de la presencia de la Gendarmería Nacional en Yucatán. No son hechos casuales, en sí, son el cumplimiento de la planificación de trabajo y, atención a las estrategias encomendadas. Hay la justa labor de hacer equipo con las autoridades de todo el país, pero, con algunos agregados propios que, desde luego, evalúan en las entidades que van acudiendo.

El gobierno federal estila con mayor orden el estar en las calles, zonas y regiones del territorio nacional. Oportunidad de consolidar fuertes para la paz social. Colabora con las instancias de las localidades e informa oportunamente a su central de inteligencia, operación, evaluación y seguimiento. Todo ello abona para bien de la convivencia pacífica, seguridad y armonía entre los mexicanos. Así que hay que darle el espacio requerido para que los objetivos claves de la Gendarmería lleven a buen término sus operativos instalados en las respectivas bitácoras de instrucciones diarias.

Por cierto casi a la par con movimientos de nuevos funcionarios, que debe ser coincidencia, desde luego, se empieza de nuevo a tener noticias de bloqueos de ciertos números de celulares para no poder tener acceso con alguna Superioridad, correos supuestamente suplantados, Facebook intervenidos o eliminados, y lo que además se agrega que todo ello, de ser cierto, es con toda la tecnología de nivel similar a la utilizada en otras naciones. Desde luego, se subraya, que son trascendidos que brotan de los inquietos rumbos y fuentes políticas que alimentan más los momentos de intercambio de bases de información para sus respectivos espacios de cohesión y determinación de radios de operación, según vuelven a entonar.

Vaya, en estos temas de la vida pública, saltan asuntos muy complejos, variados, distantes o quizá reales. Nada se puede afirmar con exactitud cuando nacen de las mesas de control de analistas; sin embargo de sus fuentes podrían escaparse temas cerrados que se filtran en las rendijas de las salas mayores, o, al calor de momentos alegres que festejan ciertas cosas a favor o en contra de donde se dirijan, también posiblemente enfoques.

Lo bueno que en Yucatán tenemos a unas autoridades gubernamentales de responsabilidad, trabajadoras, respetuosas y centradas en sus objetivos de bienestar para los suyos. Hay paz social, empleo, seguridad, salud, educación y cada día se abren más los campos para las inversiones locales, nacionales y extranjeras. Así, que no hay porque tomar tan en serio esos puntos o ¿Sí? Mejor, pendientes todos. Si va a Xmatkuil diviértase con los amigos y en familia, si le es posible. Buen provecho.

Tags:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *