Llegará en una semana a México uno de los primeros refugiados sirios

En una semana llegará a México Essa Hassan, estudiante sirio que tuvo que exiliarse de su país para evitar que el gobierno de Bashar al-Assad lo enrolara en el ejército y lo convirtiera así en parte de la guerra civil que desde hace dos años azota a Siria.

Él podría ser uno de los primeros refugiados en arribar al país, ya que recientemente se lanzó una petición para recibir a 10 mil refugiados en el país.

De acuerdo con el sitio “24 Horas”, Essa Hassan tiene 26 años y es el primer joven que logrará llegar al país como parte del Proyecto Habesha, una iniciativa de la organización no gubernamental Dima que pretende traer a 30 estudiantes sirios de entre 18 y 26 años que están en campos de refugiados en Jordania.

“Un día estaban en su casa escuchando los bombardeos y al día siguiente habían sido trasladados a un refugio con toda su familia. Salieron de sus casas con una maleta y dejaron atrás su vida, todo”, subrayó Luis Antonio Sámano, vocero del proyecto.

“Nosotros queremos intentar recomponer sus proyectos de vida y que después regresen a su país para reconstruirlo”, agregó.

En el significado en español del término árabe “habesha” significa “Camino de esperanza”, por lo que el objetivo del proyecto que impulsan jóvenes activistas mexicanos es lograr que estos jóvenes sirios afectados por la guerra retomen sus planes de vida, continúen estudiando y cuando el conflicto armado termine, puedan regresar a su país y ayudar a reconstruirlo.

Reconstruir Siria es el deseo de Essa Hassan, estudiante de Ingeniería Social nació en Marzaf, una pequeña localidad al noroeste de la ciudad de Hama. En 2011 el año en que su país entró en una guerra civil para derrocar al gobierno de Bashar al-Assad, Essa huyó pues temía que el ejército lo reclutara y lo obligara a participar en la guerra con su servicio militar.

En abril de 2012, salió, dos meses antes de que se venciera su pasaporte. Llevaba 450 dólares y sus libros favoritos. Logró llegar a Roma, Italia, donde ha trabajado como mesero y en otros empleos informales para poder mantenerse.

Ha vivido en Italia, Líbano y Turquía y próximamente llegará a México donde Dima ya le consiguió una beca completa para estudiar en la Universidad Panamericana de Aguascalientes, donde buscará prepararse y volver a su país cuando termine el conflicto armado.

Atrás quedó su familia pero hasta que la guerra no termine no podrá regresar, porque entonces tendría que enrolarse en el ejército.- Boletín México

Tags:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *