Lo último que necesita un país es reabrir escuelas y negocios: OMS

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió del riesgo que implica levantar de forma precipitada medidas tomadas para reducir la expansión del coronavirus, como el cierre de escuelas y negocios, lo que podría dar lugar al resurgimiento de los contagios y a un agravamiento de la situación.
“Lo último que necesita un país es reabrir las escuelas y los negocios solo para cerrarlos de nuevo porque el virus resurge”, dijo el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha afirmado que quiere abrir nuevamente su país el próximo 12 de abril para evitar las repercusiones económicas de la crisis del coronavirus, mientras los casos en su territorio crecen por miles día a día y hasta el momento han superado los 65,000.

Una posición similar a adoptado en el mismo continente el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, que minimiza la amenaza del coronavirus, a la que ha llamado “gripecita” y quiere que el confinamiento se limite a ancianos y enfermos.

Tedros defendió las “medidas agresivas” para frenar la pandemia, que además de las medidas de confinamiento, pasan por encontrar a las personas infectadas, confirmar su contaminación con una prueba de diagnóstico, tratarlas y buscar a todos sus contactos cercanos, y ponerlos en cuarentena.
La OMS cuenta con datos que indican que más de 150 países tienes menos de 100 casos cada uno, lo que les ofrece la oportunidad de tomar ahora las decisiones necesarias para controlar la transmisión del virus dentro de sus comunidades y evitar los graves costes económicos y sociales que están sufriendo otros países.

“Esto es especialmente cierto para países vulnerables con sistemas de salud que podrían colapsar bajo el peso del número de pacientes que vemos en algunos países”, dijo Tedros.

El responsable de la OMS afirmó claramente que el mundo “perdió” la primera oportunidad que tuvo para evitar la magnitud de esta pandemia, que hasta ahora ha supuesto la contaminación de más de 450,000 personas y la muerte de 20,500, y advirtió de que “la segunda oportunidad” se va reduciendo.

“El tiempo de actuar era hace más de un mes, pero seguimos creyendo que hay oportunidad; hemos desperdiciado la primera oportunidad, pero tenemos una segunda que no debemos desaprovechar”, subrayó.

De la misma opinión fue el director de emergencias de la OMS, Mike Ryan, quien insistió en que “sin las medidas necesarias” será muy difícil salir de esta crisis.

Texto y foto: EFE

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *