Logros en la milicia y el periodismo

Francisco Chi es uno de los periodistas más reconocidos, ya que no sólo incursiona en la prensa, sino también en la radio; su papá, de igual nombre, fue un militar que logró la evolución de un fusil

Francisco Chi Lavadores es uno de los periodistas más reconocidos y apreciados en Yucatán, y en esta ocasión, además de que nos invita a conocer la manera en la que siendo todavía un niño se involucró en el periodismo, también recuerda con mucho cariño a su padre, el capitán II Francisco de Asís Chi Tun, quien además de recibir en 1980 la medalla de la Legión de Honor, adaptó el diseño del fusil conocido como Mauser para convertirlo en un fusil ametralladora portátil.

—Él hizo la aportación, pero lamentablemente por la falta de apoyo de las autoridades mexicanas, que argumentaron que el país no estaba en guerra, los planos quedaron abandonados y alguien que plagió los planos los vendió a una fábrica en los Estados Unidos que los produjo en serie con el nombre de M1 —comentó el entrevistado, quien tambien recordó que su padre fue comandante de las Defensas Rurales en Yucatán, creadas por el presidente Adolfo López Mateos y desaparecieron cuando entró al gobierno José López Portillo. Tenían su sede en Valladolid y su función era hacer vigilancia y reportar anomalías que no se podían detectar a simple vista. Los campesinos podían hacer esa vigilancia en sus recorridos para ir a trabajar a sus milpas y de avistar algo por reportar se daba aviso al Ejército.

Francisco recordó cómo para ayudar a la economía familiar, que no era la mejor por la ausencia de su padre que por ser militar constantemente se encontraba comisionado en otros estados, y que recaía en su madre, Isaura Lavadores Rejón, desde pequeño boleaba zapatos y luego repartió periódicos, lo que le permitió conocer a varios reporteros de la época a los que acompañaba a sus comisiones, hasta que llegó la ansiada oportunidad de escribir sus notas para un periódico que aún continúa vigente, lo mismo que él quien realiza coberturas para la radio por internet.

En la vida profesional de Francisco, como comunicador es de mucha importancia la intervención de su hermano Miguel Ángel. —Él radica en Felipe Carrillo Puerto, Quintana Roo, es médico cirujano y cuando era estudiante repartía periódicos para ayudarse con un ingreso y resultó que los domingos no podía hacer ese trabajo porque tenía que hacer su servicio militar y me pidió que le ayudara, yo conocía a los clientes y recorría una parte de la Bojórquez y otra de la Madero, me ganaba 5 pesos que entonces siendo un chamaco de 11 o 12 años era bastante dinero —recordó el entrevistado quien comentó que tenía la curiosidad de ver como se hacía el periódico y se acercaba a los talleres.

Después visitó la redacción donde conoció a reporteros de la época como Ruy Cárdenas Bautista que invitó a acompañarlo a sus comisiones en el Aeropuerto. Era el año de 1966 y después de un tiempo Jorge Medina Alonzo le sugirió escribir una nota con el material que tenía recolectado y que finalmente fue publicado. Y aunque por sus estudios ni podía trabajar de lleno, los fines de semana colaboraba y le pagaban por sus notas de investigación.

También fue gracias a su hermano que ya estudiaba la carrera de Médico Cirujano en la ahora Universidad Autónoma de Yucatán, que comenzó a acercarse al mundo de la radio. Entonces se tuvo la idea de crear una emisora cultural y se pidieron ideas para el canal y mi hermano que era uno de los fundadores, propuso hacer un noticiero que se llamó “Información universitaria”, que se transmitía los lunes a las doce del día y a las ocho de la noche.

—Mi hermano me pidió que le ayudara recopilando de los periódicos la información relacionada con la Universidad para sacar la información y para ello, los sabados iba a la biblioteca de la Casa del Pueblo, luego comprábamos los periódicos y así sacábamos las notas de graduaciones y eventos deportivos —recordó el periodista quien entonces cursaba el primer año de secundaria pero fue en la Universidad donde gracias a su colaboración aprendió el “abc” de la radio.

Texto: Manuel Pool Moguel

Fotos: Manuel Pool / Cortesía

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *