No hay maltrato a caballos, afirman caleseros

El dirigente del gremio, Eduardo Echeverría, explica a los defensores de animales que no maltratan a los equinos y que, sí los apoyan, tendrían calesas motorizadas

Caleseros de Mérida denunciaron que agrupaciones animalistas han emprendido una campaña de desprestigio en su contra, acusándolos de maltratar a los caballos, cuando hay especialistas que avalan que los equinos están en óptimas condiciones.

Aseguraron que estas organizaciones pretenden satanizar un trabajo digno que ha sido una tradición por más de 100 años, pues fue el primer transporte público en la entidad, y actualmente el 80% de las calesas son utilizadas por los turistas.

Destacaron que los caballos, son parte de su familia, incluso bromearon diciendo que comen mejor que ellos, además de que los veterinarios les hacen estudios dos veces al año, y reciben tratamiento dental cada seis meses.

—Somos 75 familias que vivimos de esta actividad, es por ello que desde hace 6 años decidimos acercarnos a los profesionales, pues desconocíamos algunas enfermedades que sufren los equinos, es por ello que a través de la Facultad Veterinaria de Medicina y Zootecnia hicimos un convenio, para que se les diera atención médica a los animales cada cierto tiempo —aseveraron.

Eduardo Echeverría Ayala, presidente de la Unión de Conductores y Pequeños Propietarios de Carruaje de Mérida Yucatán, afirmó que están dentro del marco de la ley, pues cumplen con los requisitos de la flora y fauna del municipio, y aclaró que no están en contra de los animalistas, pero no están de acuerdo en que se les desprestigie e incluso se les ataque.

—Los caballos tienen agua durante el tiempo que permanecemos en la plaza grande, sin embargo, no podemos dejar los trastes junto a ellos porque son juguetones y lo pueden tirar, tampoco es verdad que trabajen 8 horas seguidas, pues actualmente apenas hacemos un servicio al día sin bien nos va —subrayó.

Resaltó que están abiertos al diálogo con las autoridades, para analizar la posibilidad de que las calesas sean eléctricas o motorizadas, sin embargo, esto dependerá de las autoridades, ya que ellos no tienen los recursos para adquirir estos vehículos que tienen un costo aproximado de 800 mil pesos.

Mencionó que en Guadalajara aún están trabajando calesas con caballo, y otra parte las calandrias eléctricas, por lo que consideraron que esto también se podría ser una opción en caso de llegar a acuerdos.

Por su parte, José Manuel Blanco Molina, profesor de la Facultad de Veterinaria y Zootecnia de la Uady, informó que existen muchos mitos con respecto a estos animales, que son utilizados medio de transporte turístico, como el hecho de que carguen hasta 5 personas, cuando únicamente sirven de arrastre.

También indicó que un caballo estresado es difícil de controlar, por lo que estos animales por lo general están tranquilos, y es normal que descansen parados.

—Nuestro trabajo es darles atención a los equinos, y caso de detectar alguna anomalía en su salud, se lo hacemos saber a los dueños, para que se les de tratamiento, e incluso se les mande a descansar —expuso.

Texto y foto: Georgina Bacelis

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *