Los combates en el Karabaj continúan

El enfrentamiento se ha cobrado ya decenas de víctimas en ambos bandos y también en el propio Nagorno Karabaj, cuyas fuerzas confirmaron la muerte de al menos 59 militares y de varios civiles en los ataques.

Los duros combates entre las fuerzas azerbaiyanas y armenias por el control del enclave separatista de Nagorno Karabaj continuaron ayer por segunda jornada consecutiva, pese a los llamamientos a un cese al fuego y entre acusaciones sobre la participación de Turquía en el conflicto.

“Los combates continúan con diversa intensidad (…)”, dijo el portavoz del Ministerio de Defensa de Armenia, Artsrun Hovannisyan, quien habló del uso de “gran cantidad de artillería” por parte de Azerbaiyán en sus ataques.

A última hora de la tarde, Azerbaiyán lanzó una ofensiva a gran escala contra el sur del enclave, en la frontera con Irán, y en el noreste, de acuerdo con la misma fuente.

Bakú, que el domingo lanzó una “contraofensiva” ante ataques que Armenia habría iniciado a primera hora del día, justificó ayer su operación “defensiva” con la necesidad de “proteger a la población” y “obligar a Armenia a la paz”, según el asesor de la presidencia azerbaiyana, Jikmet Gadzhiev.

El enfrentamiento armado se ha cobrado ya decenas de víctimas en ambos bandos y también en el propio Nagorno Karabaj, cuyas fuerzas confirmaron la muerte de al menos 59 militares y de varios civiles en los ataques azerbaiyanos entre el domingo y este lunes.

Rusia, uno de los principales mediadores en el conflicto entre Armenia y Azerbaiyán, ha adoptado por ahora una postura de espera en el conflicto y sólo ha llamado al cese de hostilidades.

Turquía, enemigo acérrimo de Armenia, se ha posicionado claramente del lado de Azerbaiyán y ha prometido “pleno apoyo” a Bakú.

Ankara y Moscú están en “pleno contacto” por el conflicto, según dijo ayer el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, mientras se intensificaban las acusaciones de Armenia sobre una injerencia turca en el enfrentamiento por Nagorno Karabaj, no solo retóricamente, sino supuestamente también sobre el terreno.

Texto y foto: Agencias

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *