Los motivos de la designación de Escobar en Segob.

Aunque el reciente nombramiento de Arturo Escobar y Vega como Subsecretario de Prevención del Delito de la Secretaria de Gobernación, resulto sorpresivo y ha sido duramente criticado, no se puede hacer de lado que políticamente tiene diversas explicaciones, motivaciones y hasta justificaciones.

Primero porque Escobar y Vega, venia de ser el Coordinador de la fracción parlamentaria del Partido Verde Ecologista, en la legislatura recién concluida en la Cámara de Diputados.

Así mismo fungía como cabeza visible de ese partido en calidad de máximo dirigente formal y no se puede hacer de lado, que desde esa posición fue un gran aliado del régimen priista en la pasada elección federal.

Sin la alianza con el Verde Ecologista hoy el Revolucionario Institucional no tendría mayoría, aun simple en el Congreso, Escobar a pesar de su polémica actuación al frente del partido, se gano a pulso el agradecimiento priista, no lo podían descobijar.

Sin embargo desde antes de la realización de las elecciones y la terminación de la legislatura federal, iniciaron las negociaciones respecto del futuro político de Arturo Escobar, que por cierto al final no fueron tersas.

Sobre todo cuando coincidentemente se desarrollaban los comicios para la elección de alcaldes en el Estado de Chiapas, situación que provoco un enfrentamiento entre Arturo Escobar y Cesar Camacho en ese entonces dirigente nacional del PRI.

Camacho Quiroz se opuso tajantemente a las practicas que el Partido Verde llevo a cabo en esa entidad, como ejemplo de ello basta con recordar la complicada situación que aconteció, por la disputa de la presidencia municipal de la capital Tuxtla Gutiérrez.  

Esto y el asunto de las multas impuestas por el INE, en contra del Verde Ecologista, que si bien desde un punto de vista pragmático beneficiaron al PRI, con todo y el costo que eso significa en la opinión publica, fueron elementos que influyeron poderosamente en el nombramiento de Arturo Escobar.

Desde la elección presidencial ambos partidos, el Verde y el PRI pactaron que la Secretaria del medio Ambiente seria posición para los primeros, sin embargo el ya electo presidente Peña Nieto, de manera muy hábil sorteo la situación.

El Presidente Peña Nieto designo a Juan José Guerra Abud, que a pesar de su filiación a ese partido, no es parte del circulo rojo de poder del mismo, sino mas bien personaje entrañablemente cercano en lo personal al mandatario.

Recordemos que cuando Guerra Abud fue Secretario de Desarrollo Económico del Estado de México en la administración de Emilio Chuayffet, nombro a Peña Nieto como su Secretario Particular, su primer trabajo en el gobierno.

Guerra Abud, nunca formo parte de la camarilla conformada y dirigida por Jorge Emilio González y Arturo Escobar propietarios de la franquicia, de tal suerte que aun cumpliendo con el compromiso, Peña Nieto no les entrego la Semarnat del todo.

Por ello “El Niño Verde” y Escobar retomaron la petición de nueva cuenta para hacerla realidad en esta ocasión, pero una vez mas el Presidente utilizo la misma estrategia que en la oportunidad anterior.

En este caso el beneficiario fue Rafael Pacchiano, que al igual que Guerra Abud en su momento, con todo y que forma parte del partido, obedece directamente a los intereses de los Pinos, además de estar casado con Alejandra Lagunés cercanísima colaboradora del Presidente.

Con estos antecedentes era imposible descobijar a Arturo Escobar, el problema esencial en todo caso era encontrarle una posición digna en el gobierno, que de alguna medida correspondiera a su nivel de dirigente de partido y aliado político.

Si bien es cierto que una subsecretaria por relevante que pueda ser se queda corta en la perspectiva, también lo es que, su designación en ella, es una muestra clara del debilitamiento de la relación entre los Pinos y la dirigencia cupular del Partido Verde.

Claro que eso también supone una estrategia a futuro, porque “El Niño Verde” y Arturo Escobar gracias a los buenos oficios del gobernador de Chiapas Manuel Velasco y del gobernador de Campeche Alejandro Moreno, han pactado su apoyo para la candidatura presidencial en favor de Miguel Ángel Osorio Chong.

Por ello no resulta tan extraño entender que Arturo Escobar haya sido colocado en la Secretaria que encabeza quien es su prospecto presidencial, es una forma de sellar el compromiso y en consecuencia trabajar para el propósito juntos desde la dependencia.

El fondo del asunto, mas que darle chamba a Escobar quien bien pudo haber permanecido solamente como dirigente del Partido Verde, era el de ubicarlo en una posición que le garantizara poder negociar y defender los intereses del grupo al que pertenece, desde dentro del sistema.

Vistió así Osorio Chong hábilmente no solo le tendió la mano, sino que al cobijarlo responde y consolida el proyecto común que el abandera, lo que a su vez lo convierte en el interlocutor con esa fuerza política.

Independientemente de la justificación, respecto de las habilidades de Escobar para desempeñar el cargo, lo que queda claro es que la motivación y la explicación de su designación son eminentemente políticas.

 

Twitter@vazquezhandall

Tags:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *