Luto en el deporte yucateco: mueren Alejandro Preve y Raúl Cervantes

El pasado fin de semana enlutó el deporte yucateco, con los decesos de dos grandes promotores deportivos: Alejandro Preve Castro (ajedrez) y Raúl Cervantes Blanquet (atletismo).

El jueves pasado, alrededor de las 10:30pm, dejó de existir en Mérida el Físico Alejandro Preve Castro, reconocido promotor de ajedrez, quien fundó en 1987 y ayudó a crecer el torneo internacional de ajedrez “Carlos Torre Repetto”.

Preve Castro (abril de 1948-2015) y varios entusiastas amigos promovieron ese año ante el entonces director del Instituto de Cultura de Yucatán (ICY), Jorge Esma Bazán, la creación de un premio estatal para el ajedrecista más destacado, lo que derivó después en lo que ahora se llama Torneo Internacional Carlos Torre Repetto.

En 1987 fundó junto con el MI Ramón Huerta Soris la Escuela de Alto Rendimiento de Ajedrez de Yucatán y el Sureste (EDARAYS) en donde se han formado jugadores de la talla de los GM Manuel León Hoyos y Luis Ibarra Chami.

Además, en 1991, también fundó la Asociación de Ajedrecistas del Estado de Yucatán, que hoy “ostenta” Edwin Bolio Zapata, quien no pinta ni da color en el cargo.

El viernes, la muerte sorprendió a Raúl Cervantes Blanquet, iniciador de las vueltas al estadio Salvador Alvarado a los 92 años de edad.

Cervantes Blanquet fue quien comenzó con la tradición de darle las vueltas al estadio, una por cada año que cumplía desde 1959 y dos años más tarde se agregó con ellos, Leonel Macías Sánchez, quien tomó la estafeta y continuó con este homenaje hasta 2014 en que cedió también la estafeta a su hijo Johansen.

Como homenaje, amigos, familiares y autoridades del deporte, así como el Pbro. Gabriel Us Calvillo, realizaron ayer domingo un sencillo homenaje a la memoria del desparecido corredor.

El estadio general Salvador Alvarado que durante muchos años fue la segunda casa de Don Raúl, fue mudo testigo de las actividades que se realizaron en su memoria.

Pero aunque este ex corredor se fue físicamente, pero parte de sus cenizas quedaron esparcidas en la pista del estadio Salvador Alvarado y dentro de muy poco tiempo la pista periférica del inmueble llevará su nombre, para recuerdo de todos aquellos que lo conocieron y para las futuras generaciones de deportistas.

La ceremonia comenzó poco después de las 8 de la mañana con el encendido del pebetero  en las escalinatas del inmueble. Su yerno René Bass Chávez  llevó en sus manos el contenedor con las cenizas hasta la pista de tartán que le entregó a Leonel Macías Sánchez.

Macías Sánchez hizo el recorrido por la pista acompañado del titular del IDEY, Juan Sosa Puerto, amigos, familiares, posteriormente, el padre Us Calvillo concelebró una misa en la que recordó al homenajeado y reconfortó a la familia por la pérdida física de Don Raúl.- Esteban Cruz Obando

Tags:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *