Madres y padres protestan contra la manipulación y el rapto parental

Un grupo de madres y padres de familia realizaron una manifestación pacífica en el Parque de la Madre, con la finalidad de visibilizar la manipulación y el rapto parental, que aún no está contemplado en el Código Penal Federal, lo que violenta el derecho de las niñas, niños y adolescentes a un desarrollo emocional pleno.

Esta protesta se realizó a nivel nacional, donde las y los afectados hicieron un pliego petitorio, en donde solicitan al personal que trabaja en los juzgados prioricen los casos en donde esté de por medio el bienestar de las y los hijos, que se establezca la guarda y custodia compartida, que se priorice en todo el proceso de divorcio, el bienestar de los menores, y que estos sean remitidos a los especialistas de salud mental, que se sancione a los padres que tengan la custodia que violenten el régimen de convivencia con el otro progenitor, dictado por la autoridad judicial por entre otras demandas.

La señora Adela Urban Flores señaló que todo este proceso de manipulación se ha normalizado, pues cuando hay de por medio un divorcio, en algunos casos, la madre o el padre, hablan mal de la pareja con las y los hijos, lo que causa un impacto emocional en los menores.

“En muchas ocasiones, los progenitores no entienden que violentan los derechos de las niñas, niños y adolescentes, lo que desencadena una alienación parental, afectando su desarrollo emocional, pues no son una monedad de cambio, sino que son parte de una sociedad que también tiene derechos” manifestó.

La entrevistada destacó que es importante garantizar el derecho fundamental de las y los menores de relacionarse adecuadamente tanto con su padre como su madre, manteniendo todos sus vínculos.

“Hay situaciones en las que existen obstáculos por parte de uno de los progenitores a las relaciones de sus hijas e hijos con el otro progenitor, que desembocan el Síndrome de Alienación Parental, que es una de las formas más sutiles de maltrato infantil” aseveró.

La madre afectada indicó que exponer a los infantes a estas situaciones, produce un grave daño en el bienestar emocional y en el desarrollo de los menores que lo sufren.

Relató que, en su caso, desde hace un año, 4 meses y 18 días que se fue de su casa su esposo con sus 3 hijos, y hasta el día de hoy no ha tenido contacto con ellos, a pesar de que su pareja, ha solicitado una pensión, la cual le descuentan cada mes, que es del 50% de su salario, sin que hasta el día de hoy pueda ver a los niños.

“He denunciado esta situación hasta el cansancio, pero las autoridades me han dicho que el rapto parental no esté penado, cuando es lo mismo que la sustracción de menores, y como ambos compartimos la guardia y custodia, las autoridades no pueden hacer nada” explicó.

Lamentó que el rapto parental no esté tipificado en el código federal, ya que hay lagunas legales, lo que le impide poder ver a sus pequeños, quienes son víctimas de manipulación por parte de su ex pareja.

“A pesar de que los dos tenemos la guardia y custodia, el señor no me ha permitido acercarme a ellos, por lo que decidí unirme a esta lucha, por la que están atravesando muchas madres y padres a quienes les impiden ver a sus hijas e hijos” expuso.

Resaltó que el manejo psicológico que muchos les dan a sus hijos, ocasiona que muchas veces los vean con indiferencia, lo que no es correcto, y tampoco hay que normalizarlo.

“A mis hijos de un momento para otro se los llevó su papá y les arrebataron su rutina, pues los cambiaron de escuela, modificaron su dinámica diaria, además de que los han puesto en mi contra, solo por el hecho de querer superarme laboralmente, lo que él no soportaba, ya que no tenía trabajo, por lo que también tiene que ver con una cuestión patriarcal” finalizó.

A esta protesta se sumaron las agrupaciones 1000 Pelotas para Ti, ConAMORxNH, YoNoMeFuiSigoEnCasa, Infancia Feliz, Colectivo de Madres Padres en Custodia.

Texto y foto: Georgina Bacelis.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *