Magisterio exige el pago inmediato del programa Escuelas de Tiempo Completo

El líder de Docentes Unidos Luchando en Yucatán, Jesús González Cupul, menciona que en el caso de la entidad son 4 mil 700 maestros afectados

Durante una rueda de prensa en línea, docentes del programa “Escuelas de tiempo completo” exigieron al gobierno federal el pago inmediato de aproximadamente 2 mil 400 millones de pesos que se les debe de septiembre a diciembre a 160 mil maestras y maestros de todo el país.

El representante de este movimiento a nivel nacional, Edwin Granados, señaló que también piden que se les informe sobre los lineamientos de este programa, que paso a ser parte del esquema “La escuela es nuestra” y “Programa para el bienestar”.

“Hasta el día de hoy no sabemos cómo va a funcionar, cuáles son las nuevas reglas de operación, quien lo va a operar, de cuanto será el monto que se les va a otorgar a las y los trabajadores, nos tienen en total incertidumbre”, manifestó.

Los afectados destacaron que también desconocen cómo se distribuirán los alimentos, en el caso de los planteles educativos que cuentan con comedor.

Dio a conocer que son 27 mil escuelas que forman parte de este programa, que en su mayoría se encuentra en zonas marginadas, que beneficia a un total de 3.6 millones de niñas y niños.

“Hemos entregado 9 oficios, y hasta el día de hoy la autoridad federal no nos ha dado una respuesta, sólo nos han dicho que la Secretaría de Hacienda es la que no ha autorizado los recursos”, aseveró.

Por su parte, el representante de Docentes Unidos Luchando en Yucatán, Jesús González Cupul, mencionó que, en el caso de esta entidad, son 4 mil 700 docentes afectados, que se les debe el pago del segundo semestre del 2020.

“No tenemos la cifra exacta de cuanto es el monto que se les debe a las y los maestros, ya que unos pertenecen al programa de Tiempo Completo, otros a la Jornada Ampliada, por lo que varían los sueldos, ya que también está contemplado el personal de apoyo”, subrayó.

Al cuestionar el hecho de que estén pidiendo estos recursos, a pesar de que los estudiantes no están acudiendo a las aulas debido a la pandemia, González Cupul comentó que estos están al pendiente de los menores las 24 horas del día, por lo que no han dejado de trabajar. 

“Incluso estamos trabajando jornadas de más de 8 horas, con tal de que nuestras alumnas y alumnos continúen con su aprendizaje, por lo que se nos hace injusto que no se nos pague este pequeño incentivo, que no ayuda a hacer frente a la crisis económica que ha dejado la crisis actual”, expuso.

Resaltó que mediante este programa no solo se promueven buenos hábitos alimenticios en las comunidades marginadas del país, sino que también se refuerza el aprendizaje de los estudiantes, sobre todo en estos tiempos que las y los alumnos han tenido que tomar clases a distancia. 

Texto y foto: Georgina Bacelis

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *