Maltrato animal, producto de una cascada de violencia a lo que nos alcanza como sociedad

Por Eutimio Castro 

Aún corren los primeros días del 2019 y tal parece que este no será el año para las indefensas mascotas, pues en tan solo unos días se han dado varios hechos de maltrato animal en diferentes partes del país, pero el maltrato va mas encasillado a los perros, uno de los animales más fieles al ser humano.

Uno de lo más sonado es el desquiciado sujeto que sin el menor resentimiento apuñalo a un indefenso perro que se acercó con la esperanza de comida o algún gesto de cariño, pero fue todo lo contario, el sujeto le clavó una navaja cayendo el animal muerto y el sujeto regresó a su asiento a tomar una cerveza.

Claro su peculiar hazaña no habría pasado a mayores, sino fuera por uno de los presentes que grabó todo con su celular para luego compartir en redes sociales provocado la ira de todos los cibernautas, que inclusive ofrecían cantidades de dinero para saber su paradero.

El sujeto al parecer tuvo que dejar todo para ir a refugiarse a otro país, el hecho aun sigue vigente. Y también están otros casos como el de unos delincuentes que pusieron petardos en el hocico de un perro, lo cual provocó su muerte.

El maltrato animal es un factor que predispone a la violencia social y, al mismo tiempo, una consecuencia de la misma. Forma parte de la cascada de la violencia que nos va alcanzando a todos como individuos y como sociedad.

Una persona que abusa de un animal no siente empatía hacia otros seres vivos y tiene mayor riesgo de generar violencia hacia otras personas. La Asociación Siquiátrica Americana lo considera como uno de los diagnósticos para determinar desórdenes de conducta.

Los animales son criaturas que se encuentran, en relación al ser humano, en un nivel de inferioridad dentro de la escala evolutiva; esto nos hace responsables de su bienestar, ya que tener supremacía lleva consigo una obligación, una responsabilidad, que es la de cumplir como guardián de las especies inferiores en términos intelectuales. Si realmente queremos combatir la violencia, una parte de nuestra lucha consiste también en erradicar el maltrato a otros seres vivos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: