Marcos Rodríguez Ruz: Apasionado defensor del sector obrero, aspirante a torero y alguna vez albañil

Al diputado local Marcos Rodríguez Ruz se puede decir que le hizo “justicia la Revolución”, pues luego de más de 30 años en el sector obrero, aliado de líderes de la CTM, pero sobre todo, dirigente del Sindicato de Fotógrafos de Yucatán, por fin le dieron “chance de competir” en una elección dentro del PRI y la ganó sin problemas.

Actualmente, y desde septiembre del año pasado, es el diputado local del Distrito VI, que incluye una parte de Mérida, Kanasín y otros municipios cercanos a la capital yucateca.

Miembro del Sindicato de Fotógrafos desde los años en los que su padre era profesional de la lente en el periódico de antaño que se llamó “Avance de Mérida”, Rodríguez Ruz fue escalando posiciones dentro de la organización hasta que se convirtió en el secretario general y comenzó a ser tomado en cuenta en la CTM.

Ahí cumplió ardua encomienda desde varias carteras, hasta que fue “premiado” con la candidatura que lo llevó al Congreso del Estado, en donde es presidente de la Comisión de Desarrollo Económico y Fomento al Empleo.

Además es vicepresidente en Salud y Seguridad Social, secretario en Medio Ambiente, secretario en Desarrollo Urbano, Vivienda e Infraestructura y vocal en Presupuesto, Patrimonio Estatal y Municipal.

Punto Medio platicó con el legislador, sobre su vida, en la que alguna vez fue albañil y ahora aspira a ser torero, con la finalidad de que nuestros lectores lo conozcan.

Platíquenos de usted, ¿a quién representa en el Congreso del Estado?

-Soy un diputado del sector obrero, mi base es el Sindicato Único de Fotógrafos del Estado de Yucatán, ahí es mi formación con mi difunto padre, quien fue fotógrafo de un medio de comunicación que existió en Mérida en los años sesenta que se llamó “Avance de Mérida”.

¿Fotoperiodista?

-Mi papá era fotógrafo de sociales y me gustaba mucho ir con él para tomar (fotos de) los eventos de sociales y así fui agarrando gusto a esa profesión. Antes de llegar a secretario general del Sindicato de Fotógrafos de Yucatán estuve en tres comités ejecutivos en diferentes carteras, lo que me ayudó a formarme y conocer el movimiento sindical. En 1989 me invitaron varios compañeros a buscar la Secretaría General y es como soy electo por primera ocasión. En aquel entonces, los períodos eran de dos años. Fui siete veces reelecto y 15 años estuve en el cargo.

Un período muy largo…

-No tenía muchos años que acabábamos de fusionar dos organizaciones de fotógrafos y habían diferencias, por eso trabajé mucho en la unidad. Nos pusimos de acuerdo y la muestra fue que construimos un local social de la nada, en Circuito Colonias. Lo recibí con la parte de adelante de las oficinas, sin ventanas y sin bardas.

¿Y cómo generaron recursos?

-Promoví que vayamos un buen número de socios fotógrafos a una tienda comercial y a cambio nos iban a dar un apoyo para la construcción del local y también generamos unas cuotas especiales. Avanzamos rápido y bajamos costo porque los fotógrafos hicimos los trabajos de albañiles. Todos los días asistíamos entre 25 y 30 fotógrafos a realizar la obra, por eso sólo contratamos a un maestro y un ayudante y lo demás lo hicimos nosotros.

¿Pero usted fue fotógrafo o heredó la dirigencia?

-No, me dedico a la actividad desde el 2002, pero fui fotógrafo de sociales y normalmente aquí en Mérida se acostumbra tener las plazas en las iglesias y las mías eran los jueves en la Catedral por las confirmaciones y San Cristóbal, los domingos, pues ahí se hacen bautizos y confirmaciones.

Desde su cargo, ¿cómo considera la situación del sector obrero?

-Gracias a Dios, al menos en Yucatán los sectores obrero y patronal tenemos magnífica relación, lo que ha permitido una paz laboral desde hace años. Todos hemos cedido en las negociaciones porque en la medida que estén las empresas hay trabajo. Lógicamente les pedimos a los empresarios que consideren la justa medida.

¿No hay riesgos de que surja una nueva confederación a nivel nacional?

-Hay una organización que dice que cuenta con el apoyo del Presidente para fortalecerse y sí están visitando los sindicatos. Ya estuvo acá en Mérida, precisamente utilizando la imagen y la figura del Presidente de la República, pero en el caso de la CTM no hemos tenido nada de deserciones.

-Háblenos de su vida laboral, aparte de ser dirigente de fotógrafos

-En 1995 formo parte de la planilla que compite por la presidencia municipal de Mérida, como una propuesta de una regiduría. Me invitan a colaborar en el gobierno de don Víctor Cervera Pacheco como director de Desarrollo Comercial y Microempresarial. Después, llego como director empresarial de la Cámara de Comercio de Mérida siendo presidente de la cámara don Luis Alberto Rivas Polanco y ahí renuncié porque me invitó la CTM para participar en el proceso interno del 2004 como precandidato.

-Al no salir la postulación me incorporé como gerente general de una empresa dedicada al área de las exposiciones, por eso tengo conocimiento del sector turístico y empresarial.

¿Tiene conocimiento de todo, líder sindical, gobierno y empresarial?

-Sí, y precisamente ahora estoy preparando unos borradores de proyecto que vamos a presentar ya en el siguiente período de sesiones buscando que tenga sentido también con el Día del Trabajo. Algo que promovemos mucho en la Federación de Trabajadores es el cuidado a la salud, la activación, porque en la medida que tengamos salud tendremos la oportunidad de seguir laborando.

¿Qué le falta por hacer?

-Más que el trabajo de oficina me gusta el de campo, y lo he demostrado el tiempo que he sido diputado a través de las actividades que hay en los municipios. Por ejemplo, ahora estoy tomando clases de toreo con Michel Lagravere, porque tengo un compromiso en Tixpéual para torear, la gente me lo pidió y hay que entrarle, sin miedos. Me gustan las ferias de los pueblos, las vaquerías, son una tradición y hay que preservarlas en la medida que uno participe y colabore.

Texto: Esteban Cruz Obando
Fotos: Esteban Cruz/Cortesía

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *