María Medina recibirá la Medalla Yucatán 2020

La cantante y guitarrista yucateca es elegida, por unanimidad, para recibir dicha presea, distinción que otorga el Gobierno de Mauricio Vila Dosal para reconocer a quienes han aportado al legado del estado

La cantante y guitarrista yucateca María Medina fue elegida, por unanimidad, para recibir la Medalla Yucatán, distinción que otorga el Gobierno de Mauricio Vila Dosal para reconocer a quienes han aportado al legado de nuestro estado.

La Secretaría de la Cultura y las Artes (Sedeculta) invitó, mediante convocatoria, a personas físicas e instituciones públicas y privadas a enviar sus propuestas para seleccionar a quien, de acuerdo con sus obras, actividades científicas, artísticas, culturales o económicas, sea merecedora de recibir el galardón correspondiente al año 2020.

El cuerpo colegiado, integrado por la empresaria Ana Gabriela Cejudo Valencia; la presidenta del Centro Cultural Prohispen, María Margarita Díaz y Rubio, y el presidente emérito de la Sociedad Artística “Ricardo Palmerín”, Luis Ángel Pérez Sabido, se reunió a través de la plataforma Zoom y, tras un análisis y minucioso estudio de las cinco postulaciones recibidas, determinó de manera unánime otorgar la presea a Gladys Josefina Medina Hadad, conocida como María Medina.

El reconocimiento consta de Medalla, diploma y un estímulo económico, que debido a la contingencia sanitaria será entregado en fecha próxima en el Salón de la Historia del Palacio de Gobierno, bajo protocolos de seguridad pertinentes.

Para establecer su decisión, el jurado consideró la trayectoria de los nominados, especialmente en obras o actividades de los rubros señalados. También la capacidad de la persona seleccionada para otorgar prestigio y contribuir al desarrollo, fortalecimiento y progreso de Yucatán. Además de haber recibido reconocimientos nacionales e internacionales por las actividades realizadas en su ámbito.

María Medina nació el 19 de mayo de 1953 en Mérida Yucatán, desde temprana edad aprendió a tocar la guitarra y, a los siete años, ganó el concurso de televisión Estrellas Infantiles. En 1974, El Heraldo de México la designó La Voz de 1974 y apadrinó su debut el tenor Pedro Vargas.

Tiene en su haber varias producciones discográficas como Simplemente te quiero, Mano a mano, Mi cantar es como el viento, Despacio y con ternura y A contraluz. Su retrato al óleo forma parte de la galería de intérpretes del Museo de la Canción Yucateca.

Texto y foto: Cortesía

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *