Mauricio Vila visita el parque del Centenario junto con su familia

En el marco de las actividades por el 105 Aniversario del Parque Zoológico del Centenario, el alcalde, Mauricio Vila Dosal, dijo que este centro recreativo ya no sólo tiene fines recreativos, sino que es de suma importancia para la educación ambiental y para el cuidado y respeto a la vida animal.

 

—Durante el año han nacido en este centro recreativo más de 25 ejemplares de diferentes especies y hoy tenemos un anuncio muy especial: por primera vez, en el sureste de México, nacieron en este zoológico cuatro tigres blancos —manifestó.

 

Indicó que los cachorros estarán en exhibición y posteriormente hay la posibilidad de destinar parte de la camada para intercambio, a fin de traer otras especies al Centenario.

 

Mauricio Vila también recordó que uno de los ejes de su administración es la accesibilidad universal y en ese aspecto añadió que el Centenario es el único zoológico que brinda recorridos a personas con discapacidad auditiva, mediante el lenguaje de señas.

 

Además, en el área de juegos se instalaron un columpio, una mecedora y un pasamanos especialmente diseñados para personas con discapacidad —añadió—. Ese tipo de juegos es prácticamente único en la ciudad.

 

El funcionario recalcó que el Centenario es el lugar con más alta afluencia de visitantes en Mérida y todo el Estado, por lo cual invitó a los meridanos a disfrutarlo, pero también a que lo sigan cuidando.

 

En sencilla ceremonia que se realizó en la explanada ubicada a un costado de la estación del trenecito, el director de Servicios Públicos Municipales, Luis Jorge Montalvo Duarte, recordó que el Centenario se fundó como un jardín botánico durante los festejos del 100 Aniversario 100 de la Independencia de México.

 

Agregó que 52 años después de su creación se introdujeron los primeros animales y de ahí se ha desarrollado hasta llegar a los 645 ejemplares de 96 especies con las que cuenta hoy.

 

Subrayó que una de las funciones básicas que deben cumplir los zoológicos es la educación ambiental, área que representa una gran oportunidad para el Centenario, ya que recibe un promedio de 200 niños al día, de lunes a viernes, de escuelas públicas y privadas de Mérida.

 

Eso nos da un aproximado anual de 50,000 mil niños (sin contar sábados y domingos) al año y un número similar visita Animaya.

 

—Ahí está el área de oportunidad porque tenemos que educar a las nuevas generaciones en el cuidado y conservación del medio ambiente y las especies animales en general —señaló.

 

Agregó que basados en la sustentabilidad, que es otro de los ejes de la actual administración municipal, tienen el reto de crear nuevos programas de educación ambiental para que en coordinación con la Unidad de Desarrollo Sustentable se llegue a más personas, con planes más avanzados.

 

Luego de la ceremonia, el alcalde, acompañado de su esposa María Eugenia Ortiz y de sus hijos Mauricio y Alejandrina, así como directores y regidores, realizó un recorrido por el área del zoológico.

 

El concejal acudió al sitio donde permanecen los cachorros de tigre blanco recién nacidos. El jefe del Centenario, William Cabrera Borges, le ofreció explicaciones sobre los cuidados y la alimentación de los ejemplares.

 

Posteriormente, el alcalde y su esposa abordaron el trenecito que realiza el recorrido por el Centenario y continuaron con la jornada dominical en familia por todo el Parque.

Tags:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *