Médicos piden sanciones a negligentes

Multa obligatoria a quien no use cubrebocas y acuda a reuniones.

“La gente ya se fastidió de estar encerrada y está saliendo a la calle con cualquier pretexto, esa es una realidad, por ello se requiere de que el gobierno de Yucatán aplique medidas radicales como multas a quienes no justifiquen el estar en las calles y más a quienes pongan en riesgo la salud de los demás”, dijo a Peninsular Punto Medio, el médico urgenciólogo del Hospital Juárez del IMSS, Geovani Natalio Ramos Reséndiz.

“Eso no es toque de queda, es la aplicación de una ley que aplica para quienes a sabiendas de que podrían contagiar con alguna enfermedad, lógicamente no habla de Covid, deben de ser objeto de una sanción como una multa a quien no use correctamente el cubrebocas y a quien acuda a reuniones sociales”, dijo el especialista, quien a diario está en la primera línea de batalla atendiendo a pacientes de COVID-19 y en múltiples ocasiones ha manifestado lo complejo de mantenerse durante el turno completo soportando el calor que produce el uso del equipo de seguridad personal, por lo que lamenta que la ciudadanía no corresponda al esfuerzo de los médicos cuidándose.

“Una vez que multen a alguien, lo van a pensar dos veces y van a ver cómo la gente se va a calmar”, subrayó el Dr. Ramos.

En ese sentido consideró que si desde un principio la población hubiera sido respetuosa y cuidadosa de portar el cubrebocas, de mantener la sana distancia además del lavado de manos, no habría necesidad de que se haga una restricción en cuanto a la economía. “La gente no capta esa parte, se le ha dicho desde el primer día y mira ahora en qué lugar estamos”, subrayó.

Al día de hoy, los contagios y las muertes por COVID-19 siguen en ascenso, y en el primer día del mes de agosto se reportaron 211 nuevos contagios, más otros 245 que, explicaron los médicos de la SSY encargados de dar el parte diario de casos, son rezagados de los registros acumulados de la instancia federal, por lo que ayer en total se informó de 456 nuevos casos.

De acuerdo al reporte, ayer fallecieron 32 personas por coronavirus en la entidad, por lo que suman mil 193 las muertes ocurridas por esta enfermedad que mantiene a 604 personas hospitalizadas y a otros esperando diagnóstico.

Son en total 10 mil 223 casos los que se han reportado como positivos en Yucatán, siendo en Mérida en donde se contabiliza la mitad, 5 mil 412 contagios.

Al momento es la zona Oriente una de las más castigadas, con mil 498 casos, seguida del Norte de la ciudad y el Poniente con mil 312 y mil 161 casos respectivamente, situación que motivó a que el Ayuntamiento de Mérida colocará letreros que advierten de las zonas con más casos y que representan un mayor riesgo de contagio, por lo que de nueva cuenta piden a la ciudadanía quedarse en casa.

A pesar de estos números el semáforo epidemiológico se mantiene en naranja, pero no se descarta que mañana lunes, después del análisis de indicadores, regrese a rojo como lo ha sugerido la Secretaría de Salud federal.

En este sentido, el Dr. Ramos Reséndiz consideró que la economía es independiente al fenómeno social que ha derivado de la contingencia, de modo que aunque apoya la idea de que se reactive la economía, dijo que se deben mantener cerrados parques, plazas y cines.

“En el caso de los restaurantes tengo reservas si se trata de un lugar cerrado o con poca ventilación, y en especial si comparten la mesa personas que no se sabe si son de la misma casa”, detalló el entrevistado y reiteró que la gente al momento no se ha comportado a la altura por lo que advierte que es necesario aplicar multas.

Es tal el comportamiento social, que en el municipio de Peto se está planteando la posibilidad de inclusive castigar con cárcel a quien teniendo el virus salga a la calle arriesgando la salud del resto de la población.

El alcalde de dicha localidad, Edgar Calderón Sosa, ha declarado que en la próxima sesión de cabildo tomarán los acuerdos para aplicar medidas drásticas contra quienes tienen COVID-19 y sean sorprendidos en las calles.

En el informe de ayer de la SSY, se dieron a conocer siete nuevos casos de coronavirus en Peto, donde a decir del alcalde se ha detectado a infectados andando como si nada, por lo que aunque se debe guardar la identidad de los pacientes, analizan, inclusive exhibirlos.

En primera instancia se haría una amonestación y en el caso de reincidencia se procedería a la cárcel y hasta se analizará la posibilidad de aplicar una multa, esto de acuerdo a lo establecido en la legislación vigente.

Al respecto, la especialista en medicina interna. Dra. Vanessa Lizette Velázquez Reyes sugiere que aplicar multas a quienes no usen cubrebocas o que estén paseándose enfermos no es la solución.

“Es una medida drástica, pero no creo resolutiva. La prioridad es educar a la población, la enfermedad es nueva y su sintomatología es variada. Mientras no tengamos en mente la posibilidad de dicha enfermedad en casa, no se asumirán con responsabilidad los cuidados de aislamiento, protección y atención médica oportuna”, recalcó.

Finalmente dijo que a pesar de todo lo que está pasando mucha gente no cree en la enfermedad, o cree que no le va a dar. “Lo hemos vivido con la población urbana que tiene más acceso a los medios de información y aún así se niegan a creer”, puntualizó.

Texto y foto: Manuel Pool

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *