México, entre los países que no exigen prueba de coronavirus a los viajeros

En la República nunca se suspendieron las operaciones aéreas y no se requiere cuarentena para entrar

A medida que se reanudan las operaciones aéreas en América Latina, varios países están tratando de evitar la importación de casos del COVID-19 a su territorio.

Panamá, Perú, Costa Rica, Nicaragua, Colombia, Guatemala, El Caribe, Ecuador y Honduras piden una prueba PCR negativa del COVID-19 para entrar al país.

Chile permitirá la entrada de pasajeros internacionales hasta finales de noviembre, únicamente vía el Aeropuerto Internacional de Santiago, y también exigirá una prueba PCR negativa.

Uruguay y Paraguay permiten el arribo de extranjeros, pero deben estar 14 días en cuarentena.

Mientras, por su lado, Venezuela, Surinam y Argentina aún no permiten la entrada de extranjeros, de acuerdo con información de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, por sus siglas en inglés).

Únicamente Brasil y México no piden prueba PCR negativa para pasajeros internacionales y nunca cerraron las operaciones aéreas, incluso durante los meses más severos de cuarentena.

Peter Cerdá, vicepresidente para la Américas de IATA, destacó que el tráfico de pasajeros tanto nacionales como extranjeros se ha ido recuperando gradualmente en México y en Brasil.

La IATA se ha pronunciado a favor de un sistema de pruebas de detección de COVID-19 antes de viajar para implementar un pasaporte sanitario, pero no hay consenso entre los países.

En México, desde que inició la pandemia, se mantuvieron las operaciones aéreas y no se requiere cuarentena o prueba PCR negativa para entrar al país.

En Panamá, del 12 de octubre (cuando se reactivaron los vuelos comerciales) al 12 de noviembre, se detectaron 173 pasajeros positivos con COVID-19, que intentaron ingresar al país sin hacerse una prueba PCR antes de abordar.

“La posición única de la IATA es la aplicación de pruebas sistemáticas en el país de origen para todos los pasajeros en Panamá.

“También se les hacen pruebas a la llegada y estos casos volaron sin prueba y al momento de entrar a Panamá salieron positivos”, explicó Alejandro Restrepo, gerente de Seguridad y Facilitación de IATA para las Américas.

IATA destacó el trabajo de Uruguay para controlar la pandemia, pues es uno de los países con menos casos registrados y es el único en América que no está considerado como de alto riesgo por la Unión Europea.

Sin embargo, la IATA considera que debe implementar otro tipo de medidas para los pasajeros internacionales que no sea la cuarentena, pues “no ayuda a la reactivación económica”.

Las islas caribeñas también tienen pocos casos positivos de COVID-19 y los turistas internacionales están optando por vacacionar en Antigua y Barbuda, Barbados o Dominica, pero las autoridades han incrementado los impuestos para las aerolíneas, además de exigir visas.

“Entendemos las necesidades de los gobiernos para recuperarse de las pérdidas que ocasionó el COVID, pero deberían enfocarse en revisar los protocolos sanitarios para volar a las islas, en lugar de implementar estos impuestos”, expuso Cerdá.

Texto y fotos: Agencias

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *