México, penúltimo lugar de pensiones más deficientes

La República Mexicana se encuentra en la posición 35 de entre los sistemas de pensiones más débiles, superando apenas a Turquía y Argentina

México ocupa el penúltimo lugar entre los sistemas de pensiones más débiles en América Latina, ubicándose por encima de Argentina, de acuerdo con el Índice Mundial de Pensiones MERCER CFA 2020, de la Federación Internacional de Administradoras de Fondos de Pensiones (FIAP).

De acuerdo con el documento, en el comparativo global, México se encuentra en la posición 35 de entre los sistemas de pensiones más deficientes, superando apenas a Filipinas, Turquía, Argentina y Tailandia, ubicándose en la categoría D, cuyas naciones integrantes cuentan con un sistema de pensiones que tiene algunas características deseables, pero también tiene importantes debilidades así como omisiones que deben abordarse. Sin estas mejoras, su eficacia y sostenibilidad están en duda.

En América Latina, Chile es el país mejor posicionado, al ocupar la  la décima tercera posición global con 67 puntos de 100 posibles y se encuentra entre los países en categoría B. Más atrás en la categoría C están Colombia en la posición 21, con 58,5 puntos; Perú en la posición 24, con 57.2 puntos y Brasil en la posición  26 con 54.5 puntos.

“Al comparar los resultados con los del año anterior, se observa en general un retroceso de los países latinoamericanos”, dice el documento.

Impacto del covid-19

Sobre el impacto de la pandemia en los sistemas de pensiones, el texto explica que está intensificando las presiones financieras que enfrentan los jubilados, tanto ahora como en el futuro.

“La recesión económica causada por la crisis sanitaria mundial ha provocado una reducción de las contribuciones a las pensiones, un menor rendimiento de las inversiones de los fondos de pensiones y una mayor deuda pública en la mayoría de los países. Inevitablemente, esto afectará las pensiones futuras, lo que significa que algunas personas tendrán que trabajar más tiempo, mientras que otras tendrán que conformarse con un nivel de vida más bajo cuando se jubilen”, destaca.

En tanto, el documento resalta que debido a la pandemia también ha aumentado la desigualdad de género en muchos sistemas de pensiones, ya que los sectores más afectados por la pandemia han sido aquellos donde las mujeres representan más de la mitad de la fuerza laboral, como la hotelería y los servicios alimentarios.

Sobre México, se propone introducir el requisito de que parte del beneficio de jubilación de los planes privados de pensión debe tomarse como un flujo de ingresos; mejorar los requisitos de gobernanza para el sistema de privado de pensiones, incluyendo la necesidad de niveles mínimos de capitalización en los planes de beneficios definidos, así como mejorar el nivel de comunicación requerido con los afiliados de los planes privados de pensiones.

En tanto, reconoce el aumento en las contribuciones al sistema de cuentas individuales en las Afore, el cual entrará en vigor en el país en 2023 a partir de la reforma de pensiones aprobado en diciembre de 2020.

Texto y foto: Agencias

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *