México Sub-23 derrota a Estados Unidos por la mínima

Uriel Antuna marca el único gol del encuentro; el Tri termina de líder en la fase de grupos y buscará el boleto a Tokio este domingo

México se llevó el Clásico de la Concacaf al derrotar a Estados Unidos por 1-0 en el Estadio Jalisco. Un resultado de luz y sombra: por un lado, le permitió terminar la primera fase del Preolímpico en primer lugar del Grupo A, con paso perfecto de nueve puntos; pero por el otro, resultó costoso porque perdió a su portero titular, Luis Malagón, quien salió lesionado.

En el arranque, quedó claro que ambos equipos llegaban ya calificados. Jaime Lozano dejó en la banca a Sebastián Córdova y Carlos Rodríguez, dos de los futbolistas más brillantes de los partidos anteriores. No quiso arriesgar de cara a la semifinal del próximo domingo, donde estará en juego el boleto para los Juegos Olímpicos de Tokio.

Las emociones fueron pocas en la primera parte. México no tuvo claridad para generar constante peligro. Sus aproximaciones fueron tibias. Roberto Alvarado probó de fuera del área, pero desviado (‘2). Alejandro Mayorga tomó un rebote y el zurdazo fue demasiado cruzado (‘3). Johan Vásquez cabeceó un ruido de esquina por un costado (‘15).

El Tricolor terminaba las jugadas, pero realmente no ponía en aprietos a Estados Unidos. Gilberto Sepúlveda conectó de cabeza un tiro libre, a las manos de David Ochoa, al ‘21. Un minuto después, Uriel Antuna recortó al centro y metió un derechazo apenas desviado. Luego, Alejandro Mayorga recibió por izquierda, la pelota se le alargó en el área y la defensa llegó barriendo para desviar (‘27).

Si las aproximaciones de México eran discretas, Estados Unidos ni siquiera llegaba. Al ‘35, lanzó un servicio elevado al área. Luis Malagón salió convencido de que podía despejar. En el aire, chocó con el Andrés Perea. El codo izquierdo sufrió la peor parte. Sobre el césped, el guardameta se quejaba. Tras unos minutos atendido por el cuerpo técnico, se fue de cambio y entró Sebastián Jurado.

El empate parecía sentenciado en la primera mitad, pero al minuto 44, el estadounidense Sebastián Soto se equivocó en campo propio, ante la fuerte presión que le hizo la Selección Mexicana: regaló la pelota a Uriel Antuna, quien fuera del área hizo un recorte hacia el centro y con la pierna derecha soltó un disparo fuerte, raso y colocado. Imposible para el arquero. Las redes se movieron con el 1-0 del Tricolor.

En la segunda parte, ya con la obligación de buscar al menos la igualada, Estados Unidos intentó un poco más que en el lapso inicial Al ‘57, Sebastián Soto controló dentro del área y disparó. La zaga nacional alcanzó a desviar y la redonda pasó a centímetros del poste. Fue la más clara hasta ese momento para el cuadro visitante.

México tampoco generó mucho más. Al ‘59, Uriel Antuna desequilibró nuevamente por derecha y metió un servicio raso que buscaba a José Juan Macías, pero la defensa alcanzó a desviar ligeramente y así la pelota le quedó retrasada a JJ, quien pudo disparar, pero sin dirección al arco custodiado por David Ochoa.

Otro momento clave del encuentro fue cuando Macías salió de cambio, pues fue abucheado por la afición que se dio cita en el Estadio Jalisco.

El cuadro visitante fue el que más intentó en la recta final del encuentro, pero era notorio en el campo que ambos equipos preferían cuidarse para la semifinal, donde estarán en juego los dos boletos para Tokio.

Con el silbatazo final, México se consagró líder del Grupo A, con 9 puntos, mientras que Estados Unidos avanzó como segundo, con seis unidades. La Selección Mexicana conocerá a su rival este jueves cuando se defina el grupo B, donde Honduras y Canadá pelean el primer lugar del grupo.

Texto y foto: Agencias

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *