Miles de personas marchan en Beirut por la imparable crisis

Miles de personas salieron ayer a las calles de Beirut para demandar la formación de un nuevo Gobierno para el Líbano, que lleva cerca de siete meses con un Ejecutivo interino, en medio de un recrudecimiento de la crisis económica y de un nuevo desplome de la moneda local a un mínimo récord.

Los manifestantes partieron a primera hora de la tarde de la sede del Ministerio de Interior portando pancartas en las que se podían leer lemas como “La caída de la autoridad de la región”, en aparente referencia a la influencia de Irán sobre el grupo chií Hizbulá, o “Hacia el secularismo en contra de los partidos sectarios”.

Entre gritos de “Queremos un Gobierno transitorio civil, y no militar” y “Queremos un Gobierno transitorio que no sea de (Gebran) Bassil ni (Saad) Hariri”, la marcha llegó un par de horas más tarde a las inmediaciones del Parlamento, donde algunos participantes lanzaron petardos.

Saad Hariri fue designado como primer ministro el pasado octubre, pero sus diferencias con el presidente libanés, Michel Aoun, suegro del líder del Movimiento Patriótico Libre, Gebran Bassil, han impedido hasta ahora acordar un gabinete, presuntamente porque Aoun demanda más representación cristiana en la lista.

El Líbano, donde todavía rige un antiguo sistema sectario por el que cada uno de los 18 grupos religiosos reconocidos deben tener representación en el Gobierno, lleva casi siete meses en manos de un Ejecutivo interino después de la dimisión del liderado por Hasan Diab a raíz de la explosión del pasado agosto en la capital. La marcha se produce tras bloqueos de carreteras.

Texto y foto: Efe

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *