Modificarán el Plan Municipal de Desarrollo 2018-2021 por dificultades económicas por Covid-19

En una sesión de Cabildo de más de 3 horas se aprobó la modificación al Plan Municipal de Desarrollo 2018-2021 para atender las necesidades que surgieron a partir del impacto en materia económica y de salud generado por la pandemia de COVID-19.

Será la Unidad de Planeación en gestión en coordinación con la secretaría de participación ciudadana que se encargaran de integrar las adecuaciones presupuestales escuchando afectaciones área por área.

Este ajuste presupuestal se impone ante la nueva realidad para la adecuación de proyectos y programas ante la reducción de recursos, detalló la regidora Nora Pech, mientras que la síndico municipal explicó que los ingresos tienen un déficit de más de cien millones de pesos. “Es irresponsable esperar a que fluyan los recursos federales, porque los efectos de esta crisis se agudizarán en los próximos días”, advirtió.

Por su parte el regidor Jesús Perez Ballote destacó que los estragos de la Pandemia han ocasionado a la comuna un boquete financiero de 517 millones de pesos, que incluyen más de 145 millones de pesos que dejaron de llegar por conceptos de participación federal, además de que se dejaron de recibir importantes ingresos propios derivados de los apoyos en pago de impuestos y derechos cuya exención se aprobó en apoyo por la compleja situación generada por la pandemia.

“La situación se agrava día a día y están en peligro la salud, la estabilidad económica de miles de familias meridanas” subrayó el regidor Perez Ballote, mientras que el alcalde Renan Barrera Concha aseguró que pese a esta situación, seguirán manteniendo la calidad de vida de los meridanos.

En este contexto de manera previa salió a relucir el tema de la negativa de la aprobación del préstamo de 400 millones de pesos, lo que ocasionó una serie de intervenciones por parte de los regidores que alargaron la sesión en la que se aprobaron por mayoría de votos las cuentas públicas correspondientes al mes de junio que presentaron un decremento del 14 por ciento en comparación con el mes de mayo y de un 23 por ciento en comparación con lo presupuestado en la ley de ingresos para el 2020.

Las participaciones de enero a junio fueron de 63 millones de pesos lo que representó una caída del 9 por ciento, dijo la síndico municipal Diana Canto Moreno, quien externo su deseo de que la llegada de estos recursos se regulen en el próximo mes y que no vayan a llegar a fin de año, ya que urge tenerlos para hacer frente a la contingencia sanitaria y económica.

En la sesión se aprobó la licitación de un paquete de 17 obras que incluyen la construcción de calles, techos y otras acciones de beneficio social, así como la aceptación de donaciones de constructoras para la creacion de vialidades, además de que se firmó un convenio de colaboración con una empresa gasolinera que donará 4 mil arbolitos para la próxima campaña de reforestación denominada “Cruzada Forestal”.

Texto: Manuel Pool

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *