Muerte y destrucción deja sismo en Grecia y Turquía

Temblor de 6.8 grados de magnitud deja fallecidos en la isla griega de Samos y en la provincia turca de Esmirna; continúan las labores de búsqueda y rescate de ciudadanos

El terremoto que ayer viernes sacudió las costas del mar Egeo ha dejado al menos 22 muertos, dos de ellos en la isla griega de Samos y los doce restantes en la provincia turca de Esmirna, donde se han derrumbado unos veinte edificios.

La cifra de víctimas probablemente aumentará, ya que los equipos de AFAD, el servicio de emergencias de Turquía, ayudados por helicópteros y aeronaves no tripuladas, continúan la labor de búsqueda y rescate de numerosos ciudadanos que siguen atrapados bajo los escombros, según informó el servicio en su web.

El sismo, de 6.8 grados de magnitud y con epicentro en el mar Egeo, se produjo a las 11.51 GMT y se sintió en todo el Egeo y en la mayor parte de Grecia, así como en grandes zonas de Turquía occidental.

Al menos 4 bloques de pisos se han derrumbado por completo, y los expertos de AFAD trabajan en un total de 17 edificios en varios barrios de la ciudad de Esmirna, la tercera mayor de Turquía, con 4 millones de habitantes.

Según explicó el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, el número de heridos ascendía hasta ayer a 438, de los que ocho están en cuidados intensivos.

En la isla griega de Samos, que dista apenas diez kilómetros del epicentro del seísmo, se han contabilizado dos muertos y ocho heridos.

Los fallecidos son dos adolescentes de 15 y 17 años, un chico y una chica que iban del instituto a sus hogares cuando quedaron atrapados por un muro que se derrumbó en una calle estrecha.

De las doce víctimas mortales en Turquía, una es una mujer que fue arrastrada por un pequeño tsunami provocado por el seísmo, cuyo epicentro se halla a 17 kilómetros de Seferihisari, en la costa turca.

Un centenar de embarcaciones del puerto de yates de Sigacik, en el municipio de Seferihisari, rompieron amarras y se hallan a la deriva, según la cadena NTV.

DESLIZAMIENTO DE TIERRA EN EL SALVADOR DEJA 8 MUERTOS

Al menos ocho personas perdieron la vida tras producirse un deslizamiento de tierra que sepultó varias casas en una comunidad del municipio de Nejapa, al norte de la capital de El Salvador, informaron ayer fuentes oficiales.

El socorrista Óscar Meléndez señaló a periodistas que “hasta el momento se contabilizan ocho personas fallecidas”, cuyos cuerpos fueron recuperados de los escombros.

El ministro de Gobernación, Mario Durán, dijo a la prensa a tempranas horas del día que hay al menos 35 personas desaparecidas y que 60 casas, en su mayoría construidas con láminas y adobe, están soterradas.

El corrimiento de tierra sucedió en la comunidad el Angelito 1 y 2, en la localidad de Nejapa, y en el lugar están desplegadas unas 300 personas de Protección Civil, de cuerpos de socorro y de unidades de búsqueda y rescate de la Policía Nacional Civil (PNC) y del Cuerpo de Bomberos, de acuerdo con información de Protección Civil.

Un miembro de Protección Civil informó que el deslizamiento se produjo aproximadamente a las 23.00 hora local del jueves (05.00 GMT del viernes) tras una torrencial lluvia en la zona entre las localidades de Quezaltepeque, Nejapa y en la zona norte del volcán de San Salvador.

Según las autoridades, la cifra de víctimas podría aumentar en las próximas horas durante las tareas de búsqueda y rescate.

Por su parte, de acuerdo con el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN), se prevén lluvias y tormentas dispersas de “moderada intensidad”, comenzando en la franja norte y cordillera volcánica central y desplazando al suroeste del país a finales de la tarde e inicio de la noche.

Texto y foto: EFE

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *