HOY MIN 18º – MAX 29º
MAÑANA MIN 20º – MAX 34º
  • //DÓLAR:$19.45
  • //EURO:$21.60

Museo Trick Eye recibe a más de 35 mil visitantes

El museo de origen surcoreano Trick Eye, cuyo concepto se basa en la realidad aumentada y los efectos visuales, decidió inaugurar en la Ciudad de México su primera sucursal fuera del continente asiático.

El local, que abrió sus puertas al público el pasado 1 de diciembre, recibió 35 mil visitantes de todas las edades en sus 50 primeros días, y el éxito no ha parado de crecer.

“Después de un estudio de mercado, la empresa seleccionó México porque somos familias grandes, atendemos amablemente a la gente y vieron que los mexicanos tenemos una debilidad por hacernos fotos”, explicó en una entrevista con Efe la directora de marketing, Mónica Cepeda.

Esta instalación es la novena del mundo y la más grande, con 1,800 metros cuadrados de superficie divididos en seis zonas, cada una con una temática distinta pero siguiendo el mismo patrón: varios escenarios en cada habitación a los que los visitantes pueden acercarse para tocarlos e interactuar con ellos.

“Brinca, súbete, salta” son tres de las palabras que la gestión de Trick Eye quiere transmitirle a todas las personas que pasen por cualquiera de los locales de la empresa, ya que es precisamente la posibilidad de tocar y utilizar el mobiliario, lo que diferencia a este museo del resto.

Al inicio del recorrido, los guías del museo indican cómo instalar en el teléfono móvil la aplicación que se necesita para poder ver la realidad aumentada en cada una de las instalaciones del museo, en las que aparecen, por ejemplo, animales, globos aerostáticos o nieve.

En la primera zona, “Aqua Zone”, se puede observar, entre muchas otras cosas, un dragón que se mueve en la pantalla del móvil al activar la aplicación, y bajo el que se sitúa un precipicio infinito en una cascada.

La siguiente habitación, “Masterpiece Zone”, recoge interpretaciones de pinturas icónicas como “La noche estrellada” del artista Vincent van Gogh o “La Mona Lisa” de Leonardo da Vinci colocadas de manera que los visitantes se pueden subir a ellas y tomarse fotografías dentro de las obras.

En la “Winter Zone” la aplicación permite que en cada imagen se vea cómo caen copos de nieve e incluso se puede abrazar a un blaquísimo oso polar que aparece a la orilla de un glaciar.

La “Halloween Zone”, con claras referencias a la imaginería mexicana relacionada con el día de muertos, presenta numerosas calaveras y esqueletos bailarines con los que se puede danzar.

La penúltima de las secciones y una de las más amadas por los visitantes es la “Jungle Zone”, cuyo protagonistas son dos grandes dinosaurios que intentan comer al visitante que use la aplicación, mientras éste trata de pisar tierra firme en un barranco en medio de la jungla.

Ya llegando a la salida se encuentra “Best Trick Eye Zone”, donde se compilan las ilusiones ópticas más aclamadas en los otros museos de la misma empresa en sus locales en Asia.

Texto y foto: El Universal

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: