Mutación del Sars-CoV-2 podría afectar las vacunas

La OMS señala que es pronto para entender las consecuencias de nueva variante del coronavirus

La detección de una mutación del coronavirus en Dinamarca ha alertado al gobierno y los expertos del país, pues podría suponer un gran revés para las vacunas que se están desarrollando y podría modificar su agresividad y transmisión.

El centro danés de referencia para enfermedades infecciosas, el Instituto Statens Serum (SSI), y la Organización Mundial de la Salud (OMS) indicaron ayer que aún es demasiado pronto para comprender lo que supone esta variante del Sars-CoV2, pero el Ejecutivo danés ha tomado rápidamente medidas por “prevención”.

Entre las decisiones está el sacrificio de todos los visones en cautividad, pues esto animales están ligados a las mutaciones, y el cierre perimetral durante cuatro semanas de los siete municipios con más casos, donde se encuentran muchos centros de cría de estos animales.

El ministro danés de Exteriores, Jeppe Kofod, aseguró en una rueda de prensa junto a expertos convocada para medios internacionales que el objetivo de Copenhague con estas medidas es “adelantarse a los acontecimientos”, sobre todo ante el “riesgo” que supone un virus mutado.

La responsable del Departamento de Epidemiología y Prevención de Enfermedades Infecciosas del SSI, Tyra Grove Krause, explicó que las mutaciones suponen un riesgo potencial y que, aunque por el momento no se ha podido confirmar ninguno, en una pandemia es preferible anticiparse.

La experta señaló que al menos 214 personas se han contagiado de vuelta con estas variantes del coronavirus en Dinamarca, entre los que destacan los trabajadores de estos centros de cría de visones.

Esto es relevante porque la mayoría de vacunas en las que se está trabajando actualmente contrarreloj para atajar la pandemia se centran en esos brazos, pues buscan impedir que el virus se replique, impidiendo de facto la enfermedad. La mutación “podría significar que las vacunas serían menos efectivas contra estas variantes del virus”, argumentó Krause.

La pandemia de covid-19 acumuló hasta ayer 48.5 millones de casos y la cifra diaria de infecciones rompió un nuevo récord, que se situó en los 580,000 casos, según las estadísticas que maneja la OMS. Los fallecidos tras contraer el coronavirus han llegado a los 1.231 millones.

Texto y foto: Efe

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *