Nicté Ha está de manteles largos: cumple 50 años

Aunque la pandemia evita que se festeje, Carlos Aguilar dice que ofrecen la auténtica comida yucateca a turistas y meridanos

El pasado 16 de agosto, el Restaurante Nicté Ha cumplió 50 años de existencia, y aunque por la pandemia no se pudo festejar como se hubiera querido, ahora con la reapertura de la Plaza Grande y de un carril de la calle 61, se espera que llegue el mejor de los regalos: que las ventas mejoren paulatinamente.

—Aunque a diario hay muchos clientes locales que vienen a tomar el café y a platicar con sus amistades, atendemos mucho turismo nacional e Internacional, que poco a poco esta comenzando a regresar —comentó Carlos Aguilar Sosa, quien representa a la tercera generación al frente de este icónico local ubicado a unos pasos del Palacio de Gobierno, sobre la calle 61.

—Fue en 1970 que mi abuela Alice Loría inauguró su restaurante aquí en Mérida, pero anteriormente ella tuvo por 16 años el Restaurante Nicte Ha en Valladolid, primero en el Parque principal y luego en el barrio de Sisal, justo en la entrada, donde hoy funciona una agencia de automóviles —explicó Carlos quien recordó que el motivo de la mudanza a Mérida se debió a que sus hijos vinieron a estudiar a esta ciudad.

También comentó a Peninsular Punto Medio que su abuelita desde muy joven se apasionó por la cocina tradicional yucateca, tiempos en los que era común elaborar platillos con carne de venado o pavo de monte.

—Así es que ya se imaginará el sabor tan especial que tiene el escabeche oriental, la sopa de lima, el relleno negro y otros guisos que en la actualidad se siguen elaborando en el Restaurante Nicté Ha, siguiendo las recetas de la señora Alice que el pasado 8 de abril cumplió 6 años de fallecida —indicó.

El mejor homenaje para ella es sin duda que los comensales disfruten del sabor de la auténtica comida yucateca y que regresen cuando estén de nueva cuenta de la ciudad, como es el caso de una pareja originaria de la Ciudad de México, que desde hace más de seis años acostumbra venir de vacaciones de fin de año a Mérida, y durante su estancia, acuden a comer al restaurante Nicté Ha.

—Es muy grato, que la misma gente te recomiende con sus amistades, para nosotros eso es muy importante —comentó Carlos, quien destacó que el restaurante es una empresa familiar que en la actualidad está a cargo de él y de su tío Felipe Sosa quienes ofrecen todos los días en horario de 8 de la mañana a 8 de la noche (recortado por la pandemia), un amplio menú en el que no puede faltar los caldos de pavo, los panuchos, el poc chuc y la cochinita pibil sin faltar como postre un sabroso napolitano o un pay de queso.

La recomendación para el turismo es la combinación yucateca que incluye un tamal, una pierna de pollo pibil, un panucho y un papadzul además de una porción de cochinita, mientras que por las mañanas se ofrecen paquetes de desayuno que incluyen huevo al gusto jugo, café y una porción de fruta.

Así es que su usted quiere pasar un momento agradable disfrutando de un café o de una comida yucateca disfrutando de una vista excepcional de la Plaza Grande, no dude en visitar el Restaurante Nicté Ha, que en sus 50 años de vida se ha convertido en uno de los lugares más representativos de la capital del estado.

Texto y fotos: Manuel Pool Moguel

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *