Niño de dos años termina en el hospital por atragantarse con dulces “panditas”

Un niño de dos años estuvo a punto de asfixiarse con un dulce de goma, de los popularmente conocidos como panditas, cuando se encontraba comiendo los ositos de grenetina en su casa del fraccionamiento Reparto Granjas, en Kanasín.

El niño fue salvado por paramédicos de la SSP que lograron que tragara el dulce y eso permitió que volviera a respirar con normalidad.

Los hechos ocurrieron aproximadamente a las 7:30 de la noche de este viernes en un predio del mencionado fraccionamiento, conurbado con la zona oriente de Mérida.

A esa hora el niño de dos años estaba comiendo unos panditas cuando su madre notó que comenzó a asfixiarse y pidió ayuda a los servicios de emergencia.

A la casa llegaron policías municipales de Kanasín que brindaron los primeros auxilios al niño, pero no pudieron lograr que expulsara el dulce atorado.

Fueron paramédicos de la SSP los que lograron que tragara el pandita y el niño pudo recuperarse. De todas maneras fue llevado al hospital de la Cruz Roja en una ambulancia de la Policía Estatal.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *