Niños y jóvenes piden a gobiernos del mundo dar prioridad al ambiente

Exigen su derecho a un mundo mejor sin contaminación

Como ocurrió en más de cien ciudades de países como Suecia, Japón, Australia y Canadá, ayer en Mérida, ambientalistas pertenecientes a organizaciones como “Cero Basura” y Fundación Chalchi, se sumaron a unos 300 niños y jóvenes de al menos 5 escuelas, que se reunieron en el Monumento a la Bandera para hacer a las autoridades un llamado urgente a tomar medidas urgentes en contra de la contaminación y a favor de un cambio climático positivo.

“Señor presidente, que su prioridad sea el medio ambiente”, era una de las peticiones que coreaban los asistentes a la concentración, que se llevó a cabo a partir de la iniciativa de la niña autista Greta Thumberg, quien convocó a las organizaciones ambientalistas a través de las redes, desde su natal Estocolmo, Suecia.

“Pedimos al presidente que dirija sus ojos al tema ambiental en todos sus aspectos y que le dé prioridad y que haga un replanteamiento de recursos a este tema vital que es la conservación ambiental, al que le han realizado ya un recorte de un 20 por ciento en el presupuesto”, dijo la presidenta de la Fundación Chalchi, Olga Díaz Ordaz Terrones, quien recalcó que los niños y los jóvenes tienen derecho a exigir una biodiversidad sana, y que el aire, el suelo y el agua no estén contaminados y que no sufran los desastres que ocurren como resultado del cambio climático, tales como el embate de los huracanes, las inundaciones y los contrastes climáticos.

“No hay tiempo, no hay planeta B”, se leía en algunos de los cartelones que los niños portaron en la manifestación que a nivel mundial se realizó con el hashtag “Friday for future”, esto con el objetivo de generar entre los habitantes del planeta un sentido de responsabilidad ambiental.

Al respecto la activista Díaz Ordaz Terrones, hizo votos porque se promueva y se ponga en práctica el concepto de responsabilidad extendida para llevar a cabo acciones concretas y sólidas en los ámbitos de la industria, el gobierno y por parte de la sociedad, en este caso haciendo un consumo responsable para generar cada vez menos basura y plásticos.

“Hay que educar, prohibir y hacer la transición a un mundo mejor, que es la exigencia de los niños y jóvenes y a la que tienen derecho”, recalcó.

La fundación Chalchi.org que preside Olga Díaz Ordaz fue la organización de la sociedad civil, que trabajó para hacer realidad por primera vez la prohibición del uso de popotes y bolsas plásticas en el estado de Veracruz, ejemplo que siguió Yucatán, donde el titular del poder ejecutivo ha presentado una iniciativa al respecto en el congreso estatal.

“A pesar de que Yucatán es un estado donde hay riesgos ambientales con la construcción del Tren Maya y la contaminación del agua, se cuenta con un gobierno joven vinculado con el tema, con sentido de responsabilidad social que seguramente fijará ejes de acción para atender estas situaciones”, puntualizó.

Texto y foto: Manuel Pool

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *