Nivel del agua subterránea seguirá alto

Mientras la temporada de lluvias no concluya, es probable que el manto acuífero se mantenga saturado y el agua no descienda, afirma el especialista en hidrología, Juan Vázquez Montalvo

El manto acuífero de Yucatán sigue saturado y permanecerá así en tanto las lluvias no cesen, advirtió el especialista en hidrología, Juan Vázquez Montalvo.

El experto dijo que tanto el ingreso del frente frío número 9, que dejó una importante cantidad de lluvias sobre diversos sectores del centro, norte y noreste de la entidad, como la precipitación acumulada del huracán “Zeta”, volvieron a elevar el nivel freático o del agua subterránea hasta 4.7 metros arriba de su marca, lo que se ha estado compensado con las precipitaciones que se registran en toda la entidad, impidiendo que la cantidad de agua disminuya.

“Prácticamente ya se estancó el descenso y siguen las zonas inundadas. Estamos en 4.70, todo lo que esté abajo de 4.70, con respecto al nivel del mar, está inundado, prácticamente, y no va a bajar pronto”, afirmó.

“En el resto del Estado va a estar lloviendo y hay que recordar que el agua subterránea viaja hacia el mar y pasa por la ciudad de Mérida, una parte, y la otra pasa por Tizimín”, apuntó.

El reporte del también meteorólogo de la Universidad Autónoma de yucatán (UADY) indica que tras el paso de los ciclones “Gamma” y “Delta”, el nivel freático en la ciudad de Mérida alcanzó los 5.2 metros por encima de su marca, mientras que tras la afectación de “Zeta” y el frente frío 9, unas semanas después, este volvió a crecer hasta los 4.7 metros, regresando la inundación a sectores como el fraccionamiento “Las Américas”, mientras que en el norte de Yucatán se registran afectaciones en los municipios de Motul e Ixil, pues el agua no puede filtrarse al suelo debido a la saturación del acuífero.

Aseveró que en tanto la temporada de lluvias no concluya, es probable que el nivel del agua subterránea se mantenga alto y esto abone para que los sectores afectados por inundación sigan así por un tiempo más prolongado, hasta que ésta se descargue al mar.

“Aunque llovizne en Mérida, si en otras zonas hay lluvias fuertes, eso recarga más el acuífero y sigue abonando a las zonas inundadas, sobre todo, en la zona norte de Mérida y noroeste del estado de Yucatán, incluyendo la zona noreste de Yucatán, porque arriba de Tizimín también está inundado. Hay que hacer algo porque esa gente no puede vivir entre agua también, es mucho tiempo, ya llevan un mes así”, remarcó.

Las autoridades han optado por efectuar labores de retiro del agua estancada con ayuda de pipas, aunque esto solo ha permitido reducir de manera significativa la afectación a viviendas y cultivos.

Texto y foto: Acom

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *